El gobierno de Alemania reducirá su presupuesto en 10,000 millones de euros (13,000 millones de dólares) por año hasta el 2016 para fijar un ejemplo a toda la zona euro y cumplir con las estrictas normas presupuestarias del país, dijo el lunes el Financial Times.

Citando a funcionarios del gobierno, a los que no identificó, el diario informó que los recortes podrían lograrse a través de alzas de impuestos, así como mediante reducciones del gasto, pese a una promesa de la coalición gobernante de impulsar rebajas tributarias.

El gobierno apuntaría fundamentalmente a reducir los subsidios para los estados del país y a eliminar exenciones impositivas y donaciones, señaló el diario.

Las normas alemanas plantean reducir el ratio deuda-PIB de manera sostenible y fijan un límite de déficit presupuestario de 0.35% del Producto Interno Bruto para el 2016.

RDS