Alemania contraerá deudas que rozarán los 180,000 millones de euros en 2021, debido a la segunda ola de Covid-19, que lo llevó a prolongar sus restricciones sanitarias hasta enero, según el presupuesto anual aprobado este viernes en la comisión de Finanzas del Bundestag.

Aprobado tras 17 horas de debate, este presupuesto prevé un total de 179,800 millones de euros (unos 214,200 millones de dólares) de nuevas deudas para 2021, y 498,600 millones de euros (unos 594,000 millones de dólares) en gasto público, según el documento definitivo, que la AFP pudo consultar.

El país tomará prestados cerca de 84,000 millones de euros (unos 100,000 millones de dólares) más de lo que tenía previsto el ministerio de Finanzas en septiembre, antes de llegada de la segunda ola de Covid-19.

Alemania, que este viernes superó el millón de contagios por coronavirus y ya suma más de 15,500 fallecidos, prolongó las medidas impuestas a principios de noviembre (cierre de bares, hoteles y de centros culturales y de ocio) hasta enero.

En paralelo, Berlín amplió a un mes más las ayudas de urgencia implementadas en noviembre para apoyar a las empresas más afectadas por estas restricciones.

El Parlamento (Bundestag) se reunirá a partir del 7 de diciembre para aprobar este presupuesto. Y tendrá que derogar una vez más la regla del "freno al endeudamiento", inscrita en la Constitución alemana, que prohíbe al gobierno federal tomar prestado cada año más del 0.35% de su PIB.