El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, descartó que los inversores públicos acepten una reestructuración, o "recorte", de la deuda griega, pero sostuvo que un programa de recompra de deuda podría ser considerado.

"Un recorte es una discusión que tiene poco que ver con la realidad de los países miembros de la zona euro", dijo Schaeuble en una entrevista que se emitirá el domingo en la radio Deutschlandfunk.

Schaeuble agregó que no quiere especular sobre un programa de recompra de deuda hasta que la troika de prestamistas - compuesta por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional - presentaran su informe final sobre los avances hechos por Grecia.

"Esa es una consideración que se puede hacer seriamente. Ha sido discutida por algunos miembros de la junta directiva del Banco Central Europeo", agregó.