El Parlamento de Alemania aprobó este miércoles un paquete de medidas por cerca de 1.1 billones de euros destinados a permitir a la primera economía europea enfrentar el impacto de la pandemia del nuevo coronavirus.

Los diputados, dispersos por el hemiciclo para limitar la posibilidad de contagios, aprobaron nuevos préstamos por 156,000 millones de euros para apoyar a las empresas, a los trabajadores y al sistema de salud, así como cientos de miles de millones en garantías para los créditos bancarios empresariales.

Este paquete de medidas sin precedentes será ahora sometido a la cámara alta del parlamento, que representa a los estados federales.

Su adopción es prácticamente segura pues los dirigentes regionales han expresado unánimemente su apoyo al plan de la canciller Angela Merkel, para el que se decidió suspender restricciones constitucionales de endeudamiento.

Entre esas medidas figuran un "fondo de estabilización económica" que ofrece 400,000 millones de euros de garantías para las deudas de las empresas, 100,000 millones para los créditos o invesiones en las compañías y 100,000 millones para ayudar al banco de inversión pública KfW.

El KfW podrá en un futuro garantizar unos 822,000 millones de euros en préstamos. El gobierno federal ofrecerá a las pequeñas empresas hasta 50,000 millones de euros en subvenciones.

El paquete de medidas incluye también 3,500 millones de euros para el sistema de salud, así como 55,000 millones que están listos en función de las necesidades de la lucha contra la pandemia.

El ministro de Economía, Peter Altmaier, dijo el martes que se prevé para 2020 una contracción económica de alrededor del 5% por el impacto de la pandemia, similar al descenso de la actividad económica que hubo en la crisis financiera de 2008-2009.

Debido al coronavirus, la confianza de los consumidores alemanes se hundirá en abril tras una primera caída en marzo, según el barómetro de GfK.

Se espera que el indicador alcance 2.7 puntos, su valor más bajo desde la gran crisis de 2009. La disminución es de 5.6 puntos respecto a marzo, que se ha revisado a 8,3 puntos por debajo de 1.5 puntos porcentuales.

erp