La Unión Europea (UE) alcanzó hoy un acuerdo sobre su presupuesto para 2014-2020, que estará dotado de 960,000 millones de euros, una cifra que por primera vez en la historia de la mancomunidad será inferior al del periodo anterior.

"Quizás no es el presupuesto perfecto para nadie, pero hay lo suficiente para todos", sostuvo el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en rueda de prensa, tras la reunión de los gobernantes de los 27 países miembros de la UE.

El consenso llegó después de más de 25 horas de negociaciones, necesarias para limar las diferencias entre Reino Unido, que exigía más recortes, y los países del Sur -Francia, España e Italia -, que pedían mantener las ayudas a la agricultura y al desarrollo regional.

Pese al recorte de unos 93,000 millones de euros respecto a la propuesta inicial de la Comisión Europea, el presidente de la institución, José Manuel Durao Barroso, aseguró que los fondos serán suficientes para realizar los programas de crecimiento y creación de empleos.

Durao Barroso expresó su beneplácito, en especial, por la creación de un novedoso instrumento para impulsar el empleo entre los jóvenes, dotado de 3,000 millones de euros, a los que se sumarán otros 3,000 millones de gasto del fondo social europeo.

La ayuda estará disponible para las regiones cuyo nivel de desocupación de los menores de 25 años supera el 25 por ciento, como es el caso de Grecia y España.

El presupuesto ahora será sometido al visto bueno del Parlamento Europeo (PE), que amenaza con vetarlo por considerar que "no sirve a los intereses de los ciudadanos europeos".

"El PE no puede aceptar el acuerdo alcanzado hoy", advirtieron en un comunicado conjunto los cuatro principales grupos políticos de la Eurocámara -socialistas, conservadores, verdes y liberales.

Consideraron que "este acuerdo no reforzará la competitividad de la economía europea, al contrario, sólo la debilitará".

RDS