El presidente del Gobierno Mariano Rajoy dejó entrever que España pedirá ayuda al Banco Central Europeo, aunque negó categóricamente que el país requiera un rescate total de su economía, según dijo en una entrevista publicada por diarios finlandeses.

"Parece que al final tendremos que hacer la petición, pero primero queremos escuchar las opiniones de todo el mundo", dijo Rajoy "Está completamente descartado que vayamos a pedir un paquete de rescate para todo el país", añadió.

El Banco Central Europeo (BCE) anunció la semana pasada un plan de compra masiva de deuda soberana que permitiría a España rebajar los altísimos costos de financiación que paga actualmente en los mercados por las dudas que genera la solvencia de su economía, la cual afronta su segunda recesión en tres años y soporta un desempleo de casi 25%.

El programa exige a los países una solitud formal de rescate y cumplir estrictas condiciones en contención del gasto y reducción del déficit que todavía no se conocen y que Rajoy aclaró que debe analizar con detenimiento.

En ese sentido, señaló que su Gobierno sigue comprometido con la austeridad y la reducción del déficit, pero no tolerará que Bruselas indique las partidas en las que debe recortar.

Sin embargo, en España, el mandatario evitó dar por hecho la intervención del BCE e insistió en el Parlamento que todavía no ha tomado una decisión sobre si pedirá la ayuda del banco en los mercados de deuda.

"No sé cuáles son las condiciones, no sé si es necesario que España lo pida", señaló Rajoy en respuesta a una pregunta de la oposición. "Vamos a ver cómo evolucionan los diferenciales de financiación en los próximos tiempos".