Es demasiado pronto para evaluar el impacto en la política monetaria de una escalada en la disputa arancelaria entre Estados Unidos y sus principales aliados comerciales, pero no hay razón para ser optimistas, dijo el miércoles el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

“No es fácil y aún no es tiempo de determinar qué consecuencias tendrá esto sobre la política monetaria pero no existen razones para ser optimistas en torno al tema”, dijo Draghi en un foro del BCE en la ciudad portuguesa de Sintra.

Al respecto, el jefe del banco central de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo también en Sintra que la economía de su país podría sufrir un “impacto significativo” si la guerra comercial entre Estados Unidos y China continúa.

Frenos a salarios se disipan

Las fuerzas que frenan los salarios en la zona euro gradualmente se están disipando y el BCE confía en que la inflación continuará su ascenso hacia la meta del banco central, de casi 2%, dijo Mario Draghi.

El funcionario sostuvo que los costos laborales estaban en un sendero alcista, agregando que él tenía poca evidencia de que el comercio electrónico estuviera afectando a la inflación.

Los factores que moderan la inflación incluyen un mercado laboral holgado, productividad baja, el retroceso de los sindicatos, las reformas de los mercados laborales, un incremento en la oferta de trabajo y la preferencia de los trabajadores por la estabilidad en lugar de mayores salarios, dijo.

“Vemos que todos esos efectos combinados (...) gradualmente se están disipando”, sostuvo.

Bienvenido, proyecto de reforma en eurozona

Durante su participación en el mismo foro de la ciudad de Sintra, Mario Draghi declaró que el proyecto para la reforma de la zona euro, con 19 naciones, acordado la víspera por París y Berlín ha sido un paso en la dirección correcta.

“El reciente documento concebido por Francia y Alemania es bienvenido, se trata de un paso alentador en la buena dirección (...) Es un paso importante”, dijo.

Aunque es algo “vago”, “se trata de la primera vez que contamos con una propuesta de gobiernos”, agregó, lo que significa que “finalmente tenemos algo sobre lo que podremos trabajar”.