La “mayoría” de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos advierte que no serán necesarios más recortes en la tasa de referencia, “a menos” que las condiciones de la economía se deterioren de forma significativa, reveló la minuta correspondiente al Anuncio Monetario de Octubre.

“Mientras los indicadores económicos (de Estados Unidos) y sus perspectivas no se deterioren la postura de la política monetaria probablemente se mantendrá”, sostuvo la mayoría de los miembros.

En la relatoría, divulgada 20 días después de la decisión de bajar la tasa a un rango entre 1.50% y 1.75%, sostuvieron que el recorte total de 75 puntos, completado en tres movimientos de 25 puntos base cada uno, fue “suficiente para apoyar a la perspectiva de moderación del crecimiento (económico), al sólido mercado laboral y mantener la inflación cerca del objetivo simétrico de 2 por ciento”.

Los banqueros integrantes del FOMC resaltaron que “la tendencia de la política monetaria no tiene un curso prestablecido” y que se tienen que evaluar constantemente los datos arrojados y las expectativas, pues “los ajustes (de la tasa) suelen impactar con rezago en la actividad”.

Se refieren al tiempo que tarda en trasladarse el movimiento de la tasa sobre las variables económicas que terminan por incentivar a la toma de créditos o la generación de ahorro, pues no tiene efecto inmediato. En México por ejemplo, tarda de seis a nueve meses en reflejarse.

[email protected]