Generalizar el IVA tendría más beneficios que efectos negativos, aseguró el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, por lo que hizo un llamado a seguir el proceso de reformas estructurales para poder contrarrestar los lastres de la economía mundial como el riesgo del precipicio fiscal en Estados Unidos y un eventual evento de cola en Europa que profundizaría la recesión en la eurozona.

Al presentar el informe trimestral de la inflación, reiteró que la baja de la tasa de referencia aún no es una decisión tomada, sino de contingencia.

Carstens también afirmó que México está lejos de la tormenta perfecta que se generaría en algunas economías emergentes con la salida abrupta de capitales cuando las condiciones de los bancos centrales en el mundo se normalicen.

El banquero central aclaró sin inferir que está abogando por un aumento en el IVA, porque sólo se limitó a responder una pregunta que se le planteó, que el efecto sobre los precios al consumidor sería de una sola vez.

Sí tendría un impacto, pero sería de una vez por todas como un cambio en precios relativos y el efecto sería efímero . A manera de tranquilizar a quienes se preocupan por ese tema, el Gobernador central matizó que aumentarían de una vez por todas los precios y ya después ese efecto se iría desvaneciendo conforme pasa el tiempo.

Además habló de las bondades de dicha medida: Si bien en el corto plazo podrían tener un efecto numérico sobre la inflación, en el largo plazo las finanzas públicas sanas son un aliado para una inflación baja y estable .

CIELO DESPEJADO

Sobre el riesgo de la tormenta perfecta en las naciones emergentes,de la que habló en un discurso que pronunció hace unos días en Singapur, Agustín Carstens descartó que nos encontremos en esa situación porque faltaría una entrada de flujos mucho mayor.

No estamos en esa circunstancia, no estamos ahí porque (en México) falta una entrada mayor de capitales, no tenemos burbujas de crédito ni de precios en los activos . Sin embargo, reconoció que de concretarse más reformas estructurales, se aceleraría la captación de capitales.

Es una buena noticia , pero lo importante, recomendó, es saber administrar ese proceso para que no genere vulnerabilidades.

Acompañado de los subgobernadores Manuel Sánchez y Roberto del Cueto, detalló que la discusión del precipicio fiscal en Estados Unidos es más relevante para México dado que la cercanía con ese país ha gravitado en nuestra contra.

AGENDA DEL G-20

Comentó que en la reunión del G-20 estarán pendientes de los avances en la reforma al sistema financiero internacional y en el proceso de aumento de cuotas para el rebalanceo en la tenencia participativa de los países en desarrollo, además de que México apoyará la propuesta de mantener la flotación cambiaria en el contexto de la llamada guerra de divisas, de la que Carstens consideró que no es la mejor forma de hacer más competitiva a una economía.

El Gobernador de Banxico viajará a Rusia con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, para asistir a la reunión de líderes.

leonor.flores@eleconomista.mx