La entrada en vigor de la llamada regla de Volcker en Estados Unidos tendrá un impacto importante sobre el sistema financiero mexicano, advirtió el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF).

Al dar a conocer los puntos más destacados del segundo informe del estado que guarda la estabilidad del sistema financiero que será entregado al Ejecutivo, no se dieron más detalles sobre el efecto que tendría esta nueva medida y otras reformas que se están impulsando en el G-20.

Durante la séptima reunión que fue presidida por el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, los integrantes del CESF estudiaron los efectos que podrían tener, así como las diversas acciones que las autoridades financieras han llevado a cabo al respecto.

Asimismo, se discutió el alcance de algunos elementos de la agenda regulatoria internacional, tales como las reformas propuestas en el G-20 para el mercado de instrumentos derivados extrabursátiles y el uso de las calificaciones de crédito en la regulación. En el informe se pone de relieve que a pesar de la evolución favorable y perspectivas positivas del sistema financiero, se deben analizar la evolución de los principales riesgos y las vulnerabilidades que enfrenta el sistema financiero mexicano. Además, aún permanecen vigentes los riesgos identificados en el primer reporte, aunque no se han presentado riesgos adicionales de importancia sistémica, aseguró el Consejo.

Se advierte que el entorno internacional es un tema de preocupación.

leonor.flores@eleconomista.mx