La Organización de Naciones Unidas (ONU) advirtió que el mundo está "al borde" de otra recesión económica global principalmente debido a la deuda soberana europea, las medidas de austeridad y el aumento preocupante del desempleo.

El crecimiento económico mundial será de 2.6% como máximo en 2012, y 3.2% en 2013, indicó el martes la UNCTAD (Conferencia de Naciones Unidas para el comercio y el desarrollo) en su informe "Situación y perspectivas de la economía mundial en 2012".

Los dos próximos años, los países en desarrollo y las economías en transición "seguirán estimulando la economía mundial, pero su crecimiento será claramente inferior al nivel alcanzado en 2010 y 2011".

En 2010, el crecimiento mundial fue de 4%, y según los últimos cálculos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU cayó a 2.8% en 2011.

En 2012, el crecimiento de los países en desarrollo alcanzaría 5.4% (contra 7.1% en 2010), y el de los industrializados quedará en 1.3%, como en 2011 (1.5% para Estados Unidos y 0.7% para la Unión Europea).

El crecimiento en China (+9%) y en India (+7.7%) seguirá siendo muy fuerte, mientras que para Brasil la ONU espera que pase a 2.7% en 2012, tras 3.7% en 2011 y 7.5% en 2010.

El informe de la ONU, publicado en Nueva York y Ginebra, denuncia además el "cáncer de la deuda soberana, que es una amenaza para la economía europea y mundial".

RDS