Los contribuyentes generaron, a septiembre de este año, una deuda con el fisco de 667,675 millones de pesos, de acuerdo con cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT). En total, la cartera de adeudos del órgano recaudador suma 1 millón 623,675 créditos fiscales, cifra mayor en 2.3% a los que se registraron a septiembre del año pasado.

El monto asociado por estos créditos fiscales fue de 667,675 millones de pesos, 11.3% más en términos reales respecto a los 571,600 millones que los causantes debían en septiembre del 2017.

Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal México, refirió que el aumento en el saldo de adeudos fiscales puede provenir de la incertidumbre que genera el nuevo gobierno, ya que las personas prefieren mantener su dinero con ellos en lugar de cumplir con sus obligación ante el fisco.

“Muchos contribuyentes buscan cómo administrar y canalizar sus flujos de efectivo, porque todavía no hay una seguridad del esquema económico que pueda venir para los próximos años, entonces muchas veces dejan sin pagar ciertas diferencias de impuestos”, refirió.

Un adeudo fiscal, también conocido como crédito fiscal, es lo que se genera por los impagos o multas por parte del contribuyente, por lo cual le queda a deber a la autoridad fiscal y debe buscar la manera de pagar dicho adeudo, o bien, si está inconforme con éste, buscar un medio de defensa.

La mayoría de los créditos fiscales  (264,704) se concentra en la Administración General de Auditoría Fiscal Federal, por 378,939 millones de pesos, mientras que la Administración General de Grandes Contribuyentes tiene 264,706 adeudos y posee una cartera vencida por 136,917 millones de pesos.

Amnistía, con precaución

En caso de que el actual gobierno implemente un plan de amnistía fiscal, los adeudos condonados alcanzarían hasta los 187,532 millones de pesos, lo que significaría que los deudores sólo pagarían 2 de cada 10 pesos que adeudaron, con lo cual el SAT recaudaría entre 40,357 y 49,164 millones de pesos, indicó la organización civil Fundar.

Si bien el SAT obtendría un monto pequeño de recaudación en comparación con lo que los contribuyentes deben, expertos en el tema coincidieron en que una amnistía fiscal podría brindarle al nuevo gobierno liquidez.

Herbert Bettinger, experto fiscal, precisó que este tipo de medidas logran regularizar créditos que podrían ser impagables y, si bien no se pagarían en su totalidad, el fisco podría recaudar un monto que se pudo haber pensado perdido.

Anteriormente, la ONG refirió que las condonaciones fiscales son la muestra de cómo el sistema fiscal no es equitativo, ya que pocas personas son las que se benefician más de este tipo de políticas, pese a que tienen un nivel de ingresos mayor.

En su estudio “Amnistía fiscal y reducción de impuestos en la frontera norte: impacto y estimaciones”, alertó que, en caso de concretarse una amnistía fiscal en la nueva administración, se reducirían los recursos públicos y se corre “el riesgo de incrementar la evasión y elusión fiscal”.

Beneficio de grandes contribuyentes

En los últimos tres sexenios, añadió la ONG, se han realizado condonaciones fiscales a grandes deudores como empresas al principio de cada administración. Incluso, en el periodo del mandato de Enrique Peña Nieto se realizaron tres amnistías diferentes.

Por ello, recomendó que, en caso de aplicarse la amnistía, se debe restringir el acceso a dicho beneficio a los contribuyentes que hayan sido beneficiados con la misma política en los últimos 12 años, además de que se propone no beneficiar a los contribuyentes que hayan omitido declarar impuestos y otras contribuciones en el periodo del 2007 hasta el 2012.

Por otro lado, la ONG expuso en el mismo estudio que, en caso de aplicarse la propuesta de bajar a la mitad el Impuesto al Valor Agregado en la frontera norte, para pasar de 16 a 8 % lo que se dejaría de recaudar son alrededor de 56,329 millones de pesos, mientras que si se baja el Impuesto al Valor Agregado de 30 a 20% se tendrían pérdidas recaudatorias de unos 22,765 millones de pesos.

“Puesto que la reducción de impuestos probablemente incremente la evasión y elusión fiscal es indispensable que, además de transparentar la pérdida recaudatoria, se brinde más información que permita analizar el nivel de ingresos y el sector económico de los contribuyentes beneficiados”, indicó.

[email protected]