Se espera que el paquete económico 2013 contenga un supuesto para el crecimiento de entre 3 y 3.6%, con déficit cero, inflación de 3% y un precio del petróleo de entre 82 y 83 dólares por barril, anticipó el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, José Isabel Trejo.

En entrevista durante la comparecencia de la ombudsman fiscal, dijo que no hay mucho margen de movimiento para las principales variables macroeconómicas para el próximo año y que lo ideal es que no incluya ninguna modificación en la tasa de los impuestos, pero advirtió que se deben respetar los acuerdos previamente aprobados en materia del ISR para bajar la tasa.

Los datos proporcionados sobre variables que se incluyen en la carátula como parte de los criterios de política económica fueron comentados por la Secretaría de Hacienda a legisladores y estarían en línea con los pronósticos de organismos internacionales, indicó.

En el caso de que el paquete llegue este viernes -agregó-, se estaría contemplando esa cotización para la mezcla mexicana de petróleo con base en la fórmula establecida, precisó. Reconoció que seguramente habrá voces que propongan subir el déficit en 0.2 o 0.3% del PIB, pero será difícil que prospere.

DEBE BAJAR ISR

Según el Diputado, en la plática con los funcionarios de Hacienda, se habló de que no habrá cambios impositivos o modificaciones en el pago de derechos porque se tiene poco tiempo y no hay espacio para una discusión profunda.

En su opinión, no hay ninguna razón para que el país se endeude, por lo que se estaría viendo lograr el déficit cero. Sobre las versiones de que el gobierno plantearía no bajar el ISR de 30 a 29% como estaba establecido para el 2013, se debe explicar la justificación para hacerlo.

Es algo serio porque representan 23,000 millones de pesos del gravamen más importante para el sistema fiscal. La posición es que baje de 30 a 29% como ya estaba acordado, aseveró.

Acerca de la idea de gravar más a los refrescos para evitar la obesidad, consideró que debe ser parte de una reforma hacendaria para poder hacer una revisión y discusión de fondo. Soy partidario de que de momento no reformemos ninguna tasa, ninguno de los impuestos. Entendemos el espíritu del presidente Peña Nieto .

[email protected]