Las direcciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acordaron con los respectivos sindicatos acuerdos para reducir sus pasivos laborales, siguiendo los convenios con el gobierno federal de capitalizar a las estatales por un monto similar al de los ahorros logrados, medidas que si bien otorgan un respiro a las empresas, deberán revisarse en el corto plazo ante los arreglos anteriores que las estatales arrastran hasta hoy.

En el caso de Pemex, el nuevo régimen de pensiones, basado en la migración de un régimen de retiro colectivo a cuentas individuales, así como incremento en la edad de jubilación, permitirá ahorros por cerca de 360,000 millones de pesos 22% del pasivo laboral de la empresa , mientras que para la CFE el ahorro será por 320,000 millones de pesos, que es la mitad de su deuda por este rubro, por lo que la eléctrica se pone a la cabeza en este renglón.

Además, pasar del régimen anterior de beneficios pensionarios definidos a cuentas individuales de retiro para los trabajadores de Pemex reflejará beneficios económicos para la empresa hasta el 2055, como aseguró la Auditoría Superior de la Federación en su reporte especial sobre el tema incluido en la Cuenta Pública 2014, ya que modificar el plan de pensiones reducirá de un pago anual de hasta 880,137 millones de pesos a 292,057 millones de pesos entre el 2015 y el 2021, para posteriormente disminuir este gasto hasta extinguirse en el 2108, aunque el punto de equilibrio en que el pago de pensiones y las necesidades de los trabajadores se encontrará en el 2055, aun con los ajustes que acordó la empresa tras la reforma energética.

En el caso de la CFE, el pago de pensiones se extinguirá hasta el 2090, puesto que se espera que la generación actual de trabajadores activos del plan de beneficio definido, estimada en 52,518 personas en el 2015, se jubile gradualmente a una tasa promedio anual de 13.6% hasta el 2038.

Positivo, pero se tardaron

Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados, mencionó que los nuevos tratamientos, como las reformas del 2008 en que se creó el esquema Cijubila de cuentas individuales de la CFE, que le permitió ir más rápido en esta negociación, se debieron llevar acabo hace 30 años, pues de haberse planteado se hubiera podido fondear de un manera más sencilla el pasivo laboral de la CFE y establecer términos laborales que no hubieran colocado a la empresa en una situación financiera difícil como ahora.

Las decisiones que tomaron fueron positivas, pero se tardaron mucho tiempo. Va a ayudar a que la CFE sane sus finanzas, es un paso importante, pero no es el único , aseguró.

Juan Acra, presidente del Consejo Mexicano de Energía (Comener), aseveró que si bien estas modificaciones alivian en el corto plazo las finanzas de la empresa, deberán permanecer en constante revisión para tener los ajustes necesarios.

Mayor edad de retiro y menos prestaciones a jubilados

Finalmente, para Pemex, la edad de retiro se incrementó de 55 a 60 años y para la CFE de 60 a 65 años, o 30 años de servicio en el caso de la petrolera y 40 para la eléctrica, sin límite de edad.

Óscar Vela Treviño, jefe de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), detalló que al aumento en la edad de retiro se añaden reducciones en rubros que en el régimen anterior se consideraban parte del salario de los jubilados: En promedio, estamos viendo que hay una reducción entre 20 y 25% en estos salarios pensionarios. Esto es significativo porque si bien la trayectoria de carga del pasivo pensionario tenía un crecimiento acelerado y costoso para la empresa, aumentar la edad y poner un límite en la manera en que venían creciendo los salarios pensionarios genera el ahorro .

Finalmente, el funcionario aseguró que los ahorros, particularmente de la CFE que celebró su acuerdo más recientemente, serán estudiados para entender exactamente sus fuentes y así realizar las capitalizaciones acordadas.

undefined

[email protected]