El acuerdo parcial del Congreso de Estados Unidos para retrasar la peor parte del precipicio fiscal es un recurso provisional que de todas formas tendrá impacto en la economía, coincidieron analistas de Wall Street.

De acuerdo con el estratega en jefe de inversiones de BlackRock, Russ Koesterich, la carga fiscal que deja el acuerdo, junto con la persistente incertidumbre sobre el techo de la deuda, detonará un inicio del 2013 débil para la economía.

El consenso del mercado actual es que el primer trimestre el crecimiento estará aproximado a 1.6%, una tasa que consideramos demasiado optimista , comentaron en una nota dirigida a sus clientes.

Según sus estimaciones, la economía de EU comenzará a fortalecerse a fines de este año pero no será suficiente el ímpetu como para alcanzar un crecimiento superior a 2 por ciento.

Desde Nueva York, el economista senior para Estados Unidos del DB, Carl Riccadona, explicó que el acuerdo provisional para retrasar la reactivación del cobro de gravámenes mantiene la incertidumbre sobre los inversionistas y empresarios.

Por lo que anticipa órdenes de compra detenidas y decisiones de inversión que también se mantienen congeladas.

Estimó que el impacto más severo del acuerdo de última hora se sentirá en el primer semestre del año, teniendo el efecto más visible en la debilidad del mercado laboral.

DÉBIL CONSUMO

En coincidencia, los analistas prevén débiles niveles de consumo, resultado de un tibio crecimiento de sus ingresos y alto endeudamiento personal.

Según BlackRock, el acuerdo del precipicio fiscal añade tres presiones al consumidor estadounidense: el vencimiento de la moratoria fiscal de la nómina que será visible en el salario real del trabajador.

Los hogares de mayores ingresos que enfrentarán más impuestos en diversos frentes y el retraso en la devolución de impuestos por el tardío acuerdo legislativo limitarán la liquidez de las familias para contribuir al consumo más dinámico.

IGUAL DE ENDEUDADOS

Según el análisis de BlackRock, el acuerdo sobre el precipicio fiscal no logra mucho en cuanto a alterar el panorama fiscal de EU para el largo plazo.

No reducirá significativamente la alta proporción de deuda respecto del PIB estadounidense. Y aun cuando los ingresos tributarios aumentarán en 600,000 millones de dólares en la próxima década, no llegarán a solucionar el desequilibrio fiscal de Estados Unidos , aseveran.

Según sus cálculos, incluso en el corto plazo, el déficit puede ser mayor de lo esperado, pues la Casa Blanca proyectó niveles de crecimiento de 2.7% para el año fiscal 2013 y un crecimiento promedio de 4% para los próximos cuatro años.

Estimaciones que rebasan la capacidad de crecimiento que en realidad tiene la economía, finalizaron.

En safe…, desarticularon precipicio

  • El acuerdo sobre el precipicio fiscal logrado el 1 de enero puede resumirse así:
  • Extensión permanente de las tasas fiscales de la era de George Bush para personas físicas con ingresos hasta 400,000 dólares y parejas con ingresos de hasta 450,000 dólares.
  • Tasa permanente máxima de 15% en ingreso por dividendos y ganancias de capital a largo plazo para personas físicas y parejas con hasta estos mismo ingresos.
  • Menores tasas fiscales permanentes para propiedades inmobiliarias por valor de hasta 5 millones de dólares.
  • Solución permanente al impuesto mínimo alternativo.

[email protected]