El Fondo Monetario Internacional celebró el acuerdo entre los partidos políticos griegos y estimó que es posible otorgar un nuevo programa internacional de ayuda para el país, pero que Atenas debe "hacer más" para solucionar sus problemas financieros.

"Es crucial que haya un amplio apoyo político para el programa, este es el motivo por el cual nosotros el FMI, con nuestros socios en Europa, tomamos todo este tiempo para discutir con los dirigentes políticos en Grecia las medidas de un eventual programa", pero "hay que hacer más" en términos de medidas presupuestarias y económicas, dijo Gerry Rice, un portavoz de la institución, a la prensa en Washington.

"Estamos convencidos que es necesaria esta reforma del mercado del trabajo, ajustes de salarios para que éstos sean más acordes a la productividad. Creo que hay un acuerdo amplio para pensar que va a funcionar", explicó Rice.

"La cuestión de saber cómo (lograrlo) todavía está en discusión", agregó el funcionario.

El gobierno griego anunció el jueves que "un acuerdo general sobre el contenido de un nuevo plan" de austeridad requerido para Grecia a cambio de la ayuda internacional había sido alcanzado, de cara a la reunión de la tarde de los ministros de Finanzas de la zona euro centrada en el rescate del país.

Sin embargo, el portavoz del FMI fue evasivo con respecto a la participación financiera del organismo de préstamo.

"Lo que voy a decir sobre el financiamiento, es lo que decimos desde hace algún tiempo: la clave para restaurar el crecimiento, la competitividad, el empleo, lo importante es ayudar a Grecia a volver a una trayectoria viable de su deuda", indicó.

El FMI mantiene en suspenso desde hace tiempo la posibilidad de acordar un nuevo préstamos para Grecia dado que la ayuda votada en mayo de 2010 fue insuficiente.

RDS