La actividad industrial de China se expandió en septiembre debido a un repunte de las órdenes domésticas y de exportaciones, pero la mejoría fue marginal y las compañías manufactureras siguieron recortando empleos.

El Índice de Gerentes de Compras (IGC) del sector manufacturero general de China de Caixin, un indicador de la actividad del sector manufacturero, creció ligeramente hasta 50.1 en septiembre, respecto al 50 registrado en agosto, según un sondeo privado.

Una lectura superior a 50 indica expansión, mientras que uno inferior implica contracción. Este índice se ha mantenido en torno a la marca neutral de 50 puntos durante gran parte de los últimos cinco años, lo que apunta a la debilidad de la demanda.

La cifra indica que la economía china está estabilizándose, de acuerdo con el estudio realizado por el proveedor de servicios de información financiera Markit y patrocinado por Caixin Media, reportó la agencia china de noticias Xinhua.

La producción creció en septiembre, pero a su ritmo más bajo en tres meses, mostró el sondeo.

Las nuevas órdenes mostraron una expansión modesta, luego de nueve meses de contracción.