Londres/ Pekin.- El sector manufacturero de la zona euro recibió otro duro golpe en junio, mientras que China y Japón, los mayores exportadores de Asia, sufrieron con un desmoronamiento de las órdenes externas, intensificando temores de que la economía global se está deteriorando.

Sondeos de negocios divulgados el lunes, que cubren a miles de empresas alrededor del mundo, mostraron que la actividad manufacturera en China y Japón tocó un mínimo de siete meses, y señalaron que lo peor aún estaría por venir para las compañías de la zona euro.

Conocidos justo después de una cumbre de la Unión Europea en la que los líderes acordaron ayudar a España e Italia a bajar sus costos de endeudamiento, los índices de gerentes de compras (PMI por sus siglas en inglés) resaltaron el desafío que enfrentan las autoridades para restablecer la suerte de la economía de la zona euro.

El desempleo en el bloque monetario subió a un nuevo máximo en mayo, según cifras oficiales publicadas el lunes, presionado por despidos en Francia y España.

Lo anterior y los datos PMI sumaron peso a las expectativas de que el Banco Central Europeo hará más expansiva la política monetaria el jueves al recortar las tasas de interés en 25 puntos básicos, a un mínimo histórico de 0,75 por ciento.

El índice PMI para la zona euro permaneció sin cambios a 45.1 en junio, por sobre la lectura preliminar de 44,8 y manteniendo su menor lectura desde junio del 2009. Además, se ubicó muy por debajo de la marca de 50 que señala crecimiento.

Alrededor de 17,56 millones de personas estaban sin trabajo en la zona euro en mayo, o 11% de la población activa, un nuevo máximo desde que se iniciaron los registros en el área euro en 1995, dijo la oficina de estadísticas de la Unión Europea.

El componente de empleos del PMI mostró que las fábricas de la zona euro recortaron personal a la mayor tasa en dos años y medio en junio.

PROBLEMAS EN EXPORTACIONES

Las complicaciones económicas de Europa dejaron tambaleándose en junio a las fábricas asiáticas, que dependen fuertemente de la demanda de los países ricos de Occidente.

Además de la desaceleración del crecimiento en China y Japón, los datos de PMI para Corea del Sur y Taiwán mostraron que sus sectores manufactureros se contrajeron por primera vez en cinco meses.

En India, donde la economía depende más de la actividad doméstica, el sector fabril subió en junio. Pero el crecimiento de sus nuevas órdenes para exportación fue el más débil en siete meses.

El PMI de HSBC de China mostró que la actividad fabril cayó a su ritmo más rápido en siete meses en junio. El índice descendió a 48.2 desde el 48,4 en mayo.

El nuevo declive en los componente de producción, nuevas órdenes, y nuevos pedidos de exportación sugiere que la economía de China aún enfrenta riesgos en el corto plazo", aseguró Haibin Zhu, economista de JPMorgan en Hong Kong.

Además, dijo que esperaba que Pekín aliviara aún más la política monetaria en los próximos meses.

El PMI de junio de Japón, conocido el viernes, cayó a 49.9, por debajo de la marca de 50. El índice de nuevos pedidos de exportaciones bajó a 47.5, sumando la mayor fase de contracción desde febrero.

apr