La actividad de la zona euro permaneció cerca del estancamiento a finales del año pasado, porque la mejora en el sector servicios sólo compensó parcialmente la caída continua de la industria manufacturera.

El índice compuesto final de gerentes de compras (PMI) de la zona euro de IHS Markit subió hasta 50.9 puntos en diciembre desde 50.6 de noviembre.

De esta forma, el índice no varió respecto al mes anterior y se mantuvo cerca de la marca de los 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción.

“Otro mes de actividad moderada en diciembre completó el peor trimestre de la zona euro desde el 2013. Los datos del PMI sugieren que la zona del euro tendrá dificultades para haber crecido más de 0.1% en los últimos tres meses del 2019”, dijo Chris Williamson, jefe economista de negocios en IHS Markit.

De ser así, el PIB europeo se situaría por debajo de las previsiones de las últimas previsiones de crecimiento de Reuters que lo situaban en 0.2 por ciento.

El PMI de servicios subió a 52.8 puntos desde 51.9 de noviembre, por encima de una lectura preliminar de 52.4, pero el PMI manufacturero mostró que la actividad de la industria se contrajo por undécimo mes consecutivo en diciembre.