La actividad de las empresas en la zona euro registró en octubre su peor mes desde que la región salió de la última recesión hace más de tres años, dando lugar a recortes de empleos para reducir costos, mostró el miércoles un informe.

La baja en la actividad que comenzó en los países más pequeños de la periferia ahora se apodera de Alemania y Francia, lo que golpea con más intensidad al conjunto de la zona euro.

El índice compuesto de gerentes de compra de Markit, que se elabora mediante consultas a 5,000 empresas en todo el bloque, cayó a 45.8 en octubre desde 46.1 en septiembre.

Este es el nivel más bajo del índice desde junio del 2009 y fue peor que las expectativas en un sondeo de Reuters de una subida a 46.4. El índice ha estado por debajo de los 50 puntos que separan la contracción del crecimiento desde febrero.

"Es muy decepcionante. Es un escenario deprimente porque la situación empeora", expresó Chris Williamson, economista jefe de Markit.

"Somos más pesimistas que las cifras oficiales. Los índices de gerentes de compras están a niveles históricamente consistentes con una caída del PIB en torno al 0.6 por ciento", agregó.

La economía de la zona euro se contrajo un 0.2% en el segundo trimestre y se habría contraído un 0.3% en el tercero, con lo que caería en una recesión técnica.

La crisis de deuda se ha esparcido a lo largo de la región y ha repercutido sobre la economía global.

El índice sobre el sector de servicios ascendió ligeramente a 46.2 frente a previsiones de 46.4 y los 46.1 puntos de septiembre. El alza se produjo pese a que las firmas redujeron sus precios por undécimo mes consecutivo.

El pesimismo entre las firmas de servicios creció este mes. El índice de expectativas bajó a 47.8, su menor nivel desde febrero del 2009.

Por su parte, el índice manufacturero estuvo por debajo de los 50 puntos por decimoquinto mes, al quedar en los 45.3 puntos desde los 46,1 anteriores. Además, las fábricas recortaron empleos por décimo mes seguido, aunque a un ritmo más lento.

En Alemania, el índice compuesto sumó su sexto mes seguido bajo el umbral de 50. En Francia, el índice se ubicó bajo esa marca por octavo mes consecutivo.

RDS