La actividad económica de México se mantiene por debajo de sus niveles previos a la pandemia del Covid-19.

Si bien algunos comparativos anuales reflejan una reactivación, estos deben tomarse con cautela, pues se ven beneficiados por una baja base de comparación.

De acuerdo con cifras oportunas publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este miércoles, las expectativas económicas para agosto y septiembre no parecen muy halagüeñas.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE), que tiene como objetivo orientar sobre el desempeño de la economía (de forma anticipada a su publicación oficial), prevé un avance real de 0.1% para septiembre frente al mes de agosto.

El instituto de estadísticas considera que este dato podría moverse en un rango inferior de -1.1 y un rango superior de 1.2 por ciento.

Considerando los principales Grandes Sectores de Actividad del IGAE, para las actividades secundarias el Inegi calcula una caída mensual de 0.5%, mientras que para el sector terciario se estima un alza mensual de 0.1 por ciento.

De confirmarse los datos de agosto y septiembre, la economía hilaría 20 meses por debajo de los 112 puntos en los que estaba a principios del 2020, previo a las medidas de confinamiento y  cierres comerciales.

La cifra oficial para agosto se dará a conocer el próximo 25 de octubre.

“Mientras que Estados Unidos ya está por encima, México no está por encima (de su actividad económica previa a la pandemia)”, dijo Carlos López Jones, director de Consultoría en Tendencias Económicas y Financieras.

En enero del 2020, el IGAE se ubicaba en 112.63 puntos, en julio de este año, el indicador se ubicó en 109 puntos.

Visión anual, engañosa

En su comparativo anual, el IOAE prevé un aumento de 5% en septiembre del 2021, con relación al mismo mes del año anterior. Para los principales Grandes Sectores de Actividad del IGAE, se tiene que para las actividades secundarias se calcula un incremento anual de 4% en septiembre pasado y para el sector terciario un aumento anual de 6.1 por ciento.

“Esa (comparación) es engañosa porque el año pasado, en septiembre, estábamos con la incertidumbre de la ola de Covid (...) además no teníamos vacunas. Creo que la base de comparación es muy baja y nada tiene que ver con la situación actual”, agregó el especialista.

El IGAE es un indicador mensual que permite conocer la evolución del Producto Interno Bruto que, a diferencia del primero, se da a conocer de forma trimestral.

Por su parte, el IOAE presenta estimaciones del IGAE tres semanas después del cierre del mes, adelantándose así a la salida de los datos oficiales y se expresa con un rango superior e inferior.

La Secretaria de Hacienda, en sus Criterios Generales de Política Económica 2022, prevé que este año la economía del país crezca en un rango de 5.8 a 6% y en  el 2022 en un rango de 3.6 a 4.6 por ciento.

Mientras tanto, Estados Unidos, el principal socio comercial de México, crecerá alrededor de 6% en el 2021 y 4.5% en el  2022, lo que podría generar un efecto de arrastre a la economía nacional, agregó López Jones.

ilse.santarita@eleconomista.mx