En el segundo trimestre del 2019 continuó el estancamiento que la actividad económica del país ha registrado en los últimos trimestres, se espera que el desempeño mejore en la segunda mitad del año, indicó el Banco de México (Banxico).

En conferencia de prensa para presentar el Reporte sobre las Regiones, Daniel Chiquiar Cikurel, director general de Investigación Económica del Banxico, sostuvo que “a partir de finales del año pasado (...), con la desaceleración de la inversión, se ha exacerbado la tendencia de un estancamiento más claro en la actividad económica, que se ha sostenido en lo que va de este año”.

En su reporte destaca que este comportamiento fue resultado de una mayor debilidad de los componentes internos de la demanda agregada, en un contexto de marcada incertidumbre derivada tanto de factores externos como internos.

Al presentar los resultados de la encuesta trimestral que levanta el Banxico entre empresarios de las distintas regiones del país, enfatiza que a nivel general sí se han debilitado las señales de las expectativas positivas para participar en proyectos productivos.

Sin embargo, acota que los empresarios “esperan seguir invirtiendo. No significa que lo harán de forma extraordinariamente elevada, pero en el acervo de capital fijo podemos ver que son más los empresarios que esperan incrementar su participación que los que no”.

Esto significa que “la inversión en el país se normalizará conforme también se normalice la incertidumbre interna y externa, lo que nos hace pensar que podemos esperar una reactivación productiva”.

Acotó: “ Nuestro pronóstico de crecimiento para éste y el próximo año implícitamente espera una reactivación en la segunda mitad del 2019 y la primera parte del próximo año”.

Recordó entonces que su nuevo rango de crecimiento del PIB estimado por el Banxico se mantiene entre 0.2 a 0.7 por ciento. Y para el próximo, prevé un avance de la actividad que podría dejar al PIB entre 1.5 y 2.5 por ciento.

Chiquiar Cikurel comentó que el estancamiento actual de la economía mexicana no se había registrado desde la recesión del 2008-2009, la cual se reflejó directamente en los indicadores de actividad productiva en México, los cuales cayeron en esas fechas, reflejando el estrecho vínculo que hay con la economía de Estados Unidos, que también entró en recesión.

Después de ello, la economía estadounidense entró en una fase de recuperación moderada y lenta, pero positiva de una forma relativamente continua, lo que se reflejó en el comportamiento de la economía mexicana, dada la estrecha relación que hay entre ambas.

“La economía estuvo creciendo de una manera moderada, pero casi ininterrumpida, ya que fueron muy pocos trimestres en los cuales hubo variación negativa en México”, señaló.

Aumentar salario no genera riqueza

Al presentar los resultados de la encuesta trimestral que aplica el Banxico entre los empresarios regionales, destacó que identificaron una creación de empleo desalentada por los aumentos de salarios mínimos.

Argumentó que una empresa que otorga un aumento salarial sin que le sostenga un alza en la productividad debe ajustar alguna variable, ya sea una disminución en las utilidades de las empresas, mayores precios al consumidor, o bien, una reducción de la planta laboral.

Gobernanza, riesgo

El funcionario destacó que la corrupción, debilidad en el Estado de Derecho e inseguridad son los principales factores de riesgo para el desempeño de las economías locales, de acuerdo con empresarios regionales entrevistados por el banco central para el informe. Estos elementos están incluidos en el factor de gobernanza. (Con información de Notimex)