En marzo, la economía mexicana, medida por el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), se expandió 2.6% anual, de acuerdo con el reporte publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De esta manera, el IGAE -el cual da seguimiento a la evolución de la economía mensualmente- presentó su mejor tasa de crecimiento en lo que va del año, ya que en enero tuvo un incremento de 1.2% anual mientras que en febrero este aumentó a 2.3 por ciento.

Asimismo, cabe destacar que en el tercer mes del año el indicador presentó su mayor incremento, a tasa anual, en 11 meses desde abril del año pasado, cuando la economía se expandió 2.9 por ciento.

“El IGAE se contrajo 0.77% comparado contra el mismo mes del año anterior (…)  no obstante, con cifras ajustadas por efecto calendario, que es un referente más preciso de la evolución de la actividad económica ya que elimina el efecto calendario causado por las vacaciones de Semana Santa, el avance del IGAE fue de 2.6%”, explicó un análisis elaborado por Grupo Financiero Monex.

El análisis de Monex, elaborado por Janneth Quiroz y Alessandra Ortiz, destacó que el avance de 2.6% de marzo resultó muy significativo dado el actual entorno de incertidumbre que se ha mantenido en el país.

“Hacia los próximos meses, prevemos que el dinamismo de la actividad económica global, en específico el de Estados Unidos, aumentará la demanda de nuestros productos, lo que impulsará las exportaciones y, por ende, la producción manufacturera”, acotaron las analistas.

Sin embargo, subrayaron el hecho de que aún prevalecen ciertos riesgos, aunque a la baja, como la austeridad de las finanzas públicas, el letargo de la inversión y la desaceleración del consumo.

ACTIVIDADES PRIMARIAS, EL IMPULSO

El buen desempeño de la actividad económica se debió, en mayor medida, al crecimiento que tuvieron las actividades primarias de 6.6% anual, pese a ser una cifra menor que la registrada en febrero de 9.9 por ciento.

En lo que se refiere a las actividades secundarias, éstas se mantuvieron sin cambios durante marzo en comparación anual. Al interior de éstas destaca la contracción que tuvo el sector minero de 6.5%, con lo cual hiló 46 meses a la baja. Por su parte, la actividad que se refiere a la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas también presentó un retroceso de 2.8 por ciento.

Respecto a la construcción, ésta actividad apenas presentó un incremento de 0.1% anual, muy por debajo de lo presentado en febrero cuando incrementó 3.8 por ciento. A su vez, las industrias manufactureras crecieron 3.4 por ciento.

Por su parte, las actividades terciarias incrementaron 3.6% anual debido al aumento que se presentó en el comercio al por menor, de 9.3%, y el del comercio al por mayor de 5.4 por ciento. Dentro del sector servicios, sólo el que se refiere a esparcimiento cultural y deportivo, y otros servicios recreativos mostraron un retroceso de 1.7 por ciento.

En su comparación mensual, el IGAE presentó una variación de 0.3% en términos reales, el cual fue impulsado por el avance de 2.6% de las actividades primarias, a su vez que las actividades terciarias presentaron un incremento de 0.6 por ciento. Las actividades secundarias, al igual que en su comparación anual, se mantuvieron sin cambios.

ana.martinez@eleconomista.mx