La Autoridad Bancaria Europea (ABE) indicó que la actividad de los criptoactivos en la Unión Europea (UE) es aún “relativamente baja”, aunque advirtió que existen riesgos para los consumidores que “no han sido” abordados a nivel comunitario.

La ABE presentó un informe con recomendaciones para la Comisión Europea (CE), tras analizar la “relevancia y adecuación” de la legislación de la UE en el área de los criptoactivos.

El texto señaló que el nivel de actividad de los criptoactivos en el bloque comunitario es relativamente bajo, por lo que no afecta, de momento, a la “estabilidad financiera”.

“No obstante, las actividades que involucran criptoactivos están normalmente fuera del alcance de las normas de la UE sobre banca, pagos y dinero electrónico, y esto presenta riesgos para los consumidores que no se abordan a nivel comunitario”, indicó el organismo en un comunicado.

Asimismo, recordó que el “desarrollo de medidas reguladoras nacionales” está provocando la aparición de “divergencias entre Estados miembros”, lo que impide, además, que haya un conjunto de reglas iguales para todos los socios.

“Los acontecimientos en los mercados también indican que existe la necesidad de volver a revisar la legislación sobre blanqueo de capitales de la UE”, subrayó la nota.

El director ejecutivo de la ABE, Adam Farkas, agregó que las “advertencias” de este organismo sobre “divisas virtuales” -un tipo de criptoactivos- para “consumidores e instituciones” siguen “siendo válidas”.

“La ABE pide a la Comisión Europea que evalúe si es necesario adoptar medidas reguladoras para lograr un enfoque común de la UE hacia los criptoactivos”, concluyó el directivo.

El G20 ya destacó el pasado julio que las innovaciones tecnológicas aportan beneficios económicos globales, aunque precisó que los criptoactivos plantean retos en la protección de consumidores e inversionistas, la evasión fiscal, el lavado de dinero o el financiamiento del terrorismo.