La actividad del sector manufacturero de China se contrajo en enero por primera vez en más de dos años, mostró un sondeo privado el domingo, lo cual incrementará el pesimismo sobre las perspectivas para este año de la segunda mayor economía del mundo.

El índice definitivo de gerentes de compras (PMI) de HSBC/Markit para enero cayó a 49.8, desde el 50.1 de diciembre, apenas por debajo del nivel de 50 puntos que separa al crecimiento de la contracción sobre una base mensual.

Analistas encuestados por Reuters habían pronosticado una lectura de 50.2.

El enfriamiento del mercado inmobiliario, el errático crecimiento de las exportaciones y una caída en la inversión estatal han golpeado a la economía de China en el último año, cuando el crecimiento se desaceleró a un mínimo de 24 años de 7.4 por ciento.

Por otra parte, el sondeo mostró que el crecimiento del sector servicios de China se enfrió en enero al mínimo en un año, reforzando las expectativas de que la economía del país asiático seguirá perdiendo fuerza en los próximos meses.

"La mayoría de los (sub)índices en el PMI mostraron una tendencia a la baja, lo que indica que el crecimiento económico actual se encuentra todavía en una tendencia bajista", dijo Zhang Liqun, economista del Centro de Investigaciones para el Desarrollo.

La encuesta mostró que tanto el crecimiento de la producción como los nuevos pedidos se enfriaron el mes pasado, mientras que los nuevos pedidos de exportación y el empleo se redujeron.

Los nuevos pedidos de exportación cayeron a 48.4, desde 49.1 en diciembre; mientras que el empleo se redujo desde 48.1 en el mes anterior a 47.9 en enero, un mínimo no visto en por lo menos un año.

El índice definitivo de gerentes de compra (PMI) del sector no manufacturero cayó a 53.7 en enero, desde 54.1 en diciembre. Está por encima de los 50 puntos que separan al crecimiento de la contracción sobre una base mensual, pero sin embargo es un nivel que no se veía desde enero del 2014.

Los economistas consultados por Reuters esperan que el crecimiento económico se desacelere aún más este año a alrededor de 7%, a pesar de las medidas de estímulo adicionales que incluyeron un sorpresivo recorte de las tasas de interés en noviembre.

abr