El gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá un margen de maniobra para el siguiente año, derivado de una reingeniería del gasto programable, de 982,300 millones de pesos, para cumplir las promesas de su Proyecto de Nación, afirmó el presidente de la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar.

“En las consideraciones de lo que serán las prioridades específicas del presupuesto para el 2019, se encuentran, con carácter de bienestar social: Jóvenes Construyendo el Futuro; Desarrollo con Bienestar Social, y Alimentación y Salud para Todos”, dijo.

Además de “Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores; Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad; Plan de Reconstrucción para Damnificados; la creación de la Zona Franca en la Frontera Norte, el Desarrollo en el Istmo de Tehuantepec, la Construcción del Tren Maya; la cobertura de Internet, y el Fondo Minero, entre otros”, indicó el legislador de Morena mediante una nota de prensa.

El presupuesto, se precisó en el mismo documento, estima un gasto neto total de 5 billones 677,200 millones de pesos.

En entrevista, Ramírez Cuéllar abundó que la cifra estimada para los proyectos de la nueva administración federal, que está por comenzar el 1 de diciembre próximo, es preliminar, en la que se incluyen también recursos obtenidos de la llamada austeridad republicana a la que ha convocado López Obrador.

“Estamos analizando todos los escenarios para garantizar que solamente vamos a gastar lo que ingresa y que, al mismo tiempo, se van a cumplir a cabalidad absolutamente todas las obligaciones y hemos llegado a la conclusión de que el presupuesto del 2019 será suficiente para no incurrir en algún déficit”, explicó.

En este sentido, se estima que en el pago de servicio de la deuda pública se destinarán para el 2019 unos 726,800 millones de pesos, equivalentes a casi 13% del total del gasto público federal.

En tanto que en otros rubros como adeudos fiscales, precisó el legislador de Morena, para el siguiente año se encuentran comprometidos unos 35,900 millones de pesos, mientras que en materia de erogaciones por servicios personales de los funcionarios de la administración pública federal se considera destinar hasta 836,700 millones de pesos.

En general, sobre el presupuesto del 2019 “hemos convenido dar prioridad al mantenimiento de obras, a conclusión de obras que no están terminadas y obras de impacto en el desarrollo de los estados, es decir, hemos establecido un acuerdo macro para que, con los recursos que estamos en estos momentos analizando, la inversión crezca”.

También se busca “tener la posibilidad de impactar realmente en abatir los niveles de pobreza, compactando muchos de los programas sociales y además compactando muchos de los programas que se tienen en una vertiente productiva”, expuso.

A revisión, fideicomisos del aeropuerto y empresariales

Ramírez Cuellar indicó, por otra parte, que se pondrá lupa sobre 341 fideicomisos federales que no cuentan con una estructura orgánica; 310 de los cuales se mantienen en operación y 31 que se encuentran en proceso de extinción, debido a que se podrían prestar para malversación de recursos.

Al tercer trimestre del 2018, dichos fideicomisos contaban con 875,207.4 millones de pesos. De acuerdo con el informe presentado al legislador de Morena, sólo 25 fideicomisos concentran 89.9% del total de los recursos.

En el documento, se propone revisar de manera prioritaria nueve fideicomisos en específico, con el objetivo de redirigir los recursos con los que están constituidos, en donde destacan el Fideicomiso para el Desarrollo del Nuevo Aeropuerto Internacional de México; el Fideicomiso para Administrar la Contraprestación del Articulo 16 de la Ley Aduanera, y el Fideicomiso de Contragarantía para el Financiamiento Empresarial.

El informe, con datos de Hacienda, precisó que los nueve fideicomisos señalados suman “disponibilidades” por 218,262 millones de pesos.