El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que será el próximo 6 de septiembre cuando entregue el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2021 (PPEF) a la Cámara de Diputados para que se revise, se discuta y, en su caso, se apruebe.

Desde Palacio Nacional, el mandatario federal dijo que se trabaja para definir con mucha precisión los rubros prioritarios en el presupuesto y con ello destinar mayores recursos a los programas sociales y al sector salud, así como también a los programas de bienestar para los más necesitados.

“Entonces, hay programas prioritarios. Por ejemplo, el de adultos mayores va a contar con su presupuesto suceda lo que suceda y se va a incluir un incremento por inflación; el programa de niñas, niños con discapacidad va a aumentar, va a llegar a 1 millón de beneficiarios; el programa de becas aumenta porque crece la matrícula y va a ser de alrededor de 12 millones”, adelantó en conferencia matutina.

Aseguró que este año se va a terminar “sin problemas económicos” y que se continuarán entregando los recursos que por ley corresponden a estados y municipios sin ningún problema.

También dijo que los trabajadores del Estado tienen garantizado su salario y prestaciones, “no tenemos problemas de que les falten pagos a trabajadores al servicio del Estado y que vamos a terminar el año con apoyos a toda la población que está recibiendo beneficios”.

Asimismo, calculó que al finalizar el año cerca de 70% de la población del país contará con algún apoyo del gobierno, “dándole preferencia con más programas de bienestar a los pobres, a la gente más necesitada”.

maritza.perez@eleconomista.mx