Luego de que el banco de inversión J.P. Morgan indicó que es inevitable que México caiga en recesión técnica, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los “conservadores” y “neoliberales” están obcecados y se excitan con esa posibilidad. El mandatario descartó que la economía nacional entre en esa condición.

“Hasta las mismas empresas financieras están sosteniendo que no hay recesión, es la apuesta de los nostálgicos del neoliberalismo, están obcecados con eso, se excitan.

“No hay recesión, vamos muy bien en lo económico y cada vez está mejor la situación económica y social en nuestro país, cada vez hay más desarrollo y más bienestar.

“Yo estoy tranquilo y optimista, porque estamos bien y de buenas. No hay ningún riesgo ni para la economía, ni para la estabilidad política, hay gobernabilidad en el país”, sostuvo el presidente López Obrador en Palacio Nacional.

Cabe destacar que el banco de inversión J.P. Morgan alertó que la recesión técnica de la economía mexicana parece inevitable, luego de conocerse el dato negativo del Índice General de Actividad Económica (IGAE) a mayo, y la balanza comercial a junio.

En la nota “La recesión (técnica) parece inevitable”, el banco de inversión explicó que el PIB en el segundo trimestre del año completó una caída de 0.5% respecto del cuarto previo, y está lejos de su pronóstico anterior de 0.2 por ciento.

De confirmarse esta previsión en la estimación oportuna del PIB que dará a conocer el Inegi este miércoles, esta contracción sería más profunda que la observada en el primer cuarto del año, cuando fue de 0.2 por ciento.

Promueve bajar tasas de interés

López Obrador afirmó que las tasas de interés del Banco de México son demasiado altas para una economía en desaceleración,  aunque reiteró que respetará la libertad del Banxico para establecerlas de forma independiente.

“El Banco de México está vigilando la inflación. Eso no está mal (...) Pero es importante bajar las tasas para impulsar la economía”, dijo el mandatario federal en una entrevista con Bloomberg.

Dijo que, aunque no coincide con Agustín Carstens, apoyaría una eventual postulación para encabezar el Fondo Monetario Internacional. “Me gustaría, siempre apoyaría a un mexicano si es especialista en la materia”, expresó.

López Obrador también habló acerca de Petróleos Mexicanos, empresa estatal a la que—prometió— no se le destinarán recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, incluso aunque la producción de crudo disminuya y las refinerías estén inactivas.

“No quiero crear ningún motivo de inestabilidad (...) Si nosotros utilizamos ese fondo, se puede pensar que hay crisis”, sostuvo.

Finalmente, el mandatario mencionó que las subastas petroleras podrían reactivarse sólo si los contratistas muestran resultados.

“Si producen y cumplen, entonces veremos si continuamos entregando contratos”, refirió.

[email protected]