Por primera vez, América Latina es parte de la solución al problema del actual desequilibrio económico que hay en el mundo y no el problema en sí, afirmó el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias.

Al presentar en esta ciudad el V Congreso Iberoamericano sobre el Nuevo Periodismo y los Bicentenarios de las Independencias en América Latina 'Ocurrió hace 200 años', destacó que 'es la primera vez que nos pasa'.

Asimismo, aseguró que en el año 2020, América Latina tendrá la dimensión que tiene China en el momento actual, por lo que es importante centrarse en lo que puede hacer la región en el futuro, más que en lo que ha hecho hasta ahora.

Confió que el V Congreso Iberoamericano sobre el Nuevo Periodismo, que tendrá lugar el próximo fin de semana del 14 al 16 de mayo en Comillas, Cantabria, al norte de España, sirva de análisis a cómo puede proyectarse América Latina en el futuro.

'Hoy, Iberoamérica es una potencia en muchos sentidos, es una potencia cultural, también con el español como lengua, pero además demuestra un enorme potencial económico', insistió.

Iglesias presentó el próximo congreso periodístico acompañado del ex presidente de Colombia, Ernesto Samper; el editor del Grupo Diariocrítico, Fernando Jáuregui, y el presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla.

Iglesias hizo hincapié en la cultura de adhesión a la paz que hay en Iberoamérica, en comparación con Europa y con Asia.

Además, añadió, la región ha creado instituciones formadas, presenta un avance político importante que hay que poner sobre la mesa.

El director del congreso, Fernando Jáuregui, explicó que el objetivo del encuentro es 'mezclar a historiadores y periodistas de modo que cada cual cuente sus experiencias'.

'Este congreso siempre está dedicado a intentar unir a periodistas e informadores de las dos orillas del Atlántico en torno a las nuevas tecnologías', agregó.

El ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, subrayó que América Latina es un continente de luces y de sombras, 'es un continente de ebullición' y que en los últimos 25 años consolidó procesos electorales.

'Toda la región está votando', dijo pero además, la región ha entendido que no es posible un crecimiento económico sin una macroeconomía sana.

'Aún los gobiernos que se pueden considerar más heterodoxos saben que tienen que tener la macroeconomía sana', anotó.

Sin embargo, para Samper no basta con que haya democracias sino que haya legitimidad de las democracias y esto tiene que ver, en gran medida, con políticas sociales, pero 'todos los gobiernos de la región están en esa búsqueda'.

RDS