El catedrático brasileño Theotonio Dos Santos aseguró hoy que América Latina tiene 500,000 millones de dólares de excedentes financieros, suficientes para dar un salto en su desarrollo, pero hay bancos centrales que se oponen a su uso.

'En América Latina hay un excedente financiero de 500 mil millones de dólares en reservas que los bancos centrales no dejan utilizar', dijo al semanario económico Líderes.

'Un 20% de esa cifra sería suficiente para facilitar comunicación, inversiones energéticas y dar un salto importante' en el desarrollo, agregó.

Dos Santos estuvo en Quito para participar en un foro sobre la nueva arquitectura financiera regional, que impulsan varios gobiernos de Sudamérica, entre ellos el del presidente ecuatoriano Rafael Correa.

Este sostiene, en coincidencia con Dos Santos, que hay un excedente de recursos financieros en la región y con ese criterio impulsa en su país el retorno de recursos públicos y privados desde el exterior para invertirlos en proyectos de infraestructura.

Dos Santos afirmó que la región tiene que 'integrarse productivamente con voluntad', lo que implica desarrollar sectores y crear una base de infraestructura más fuerte 'hacia adentro' porque la actual está 'volcada hacia afuera'.

'Sabemos lo que pasa en Estados Unidos o Europa, pero no qué ocurre en países vecinos', comentó.

Para ello se necesitan recursos e instrumentos financieros, uno de los cuales puede ser el Banco del Sur, aseguró el profesor de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

Insistió en que el Banco del Sur tiene el papel de 'volcarse hacia el desarrollo de la región' y sostuvo que en la región hay una corriente que busca 'utilizar el sistema financiero como instrumento de desarrollo social'.

'Eso entra en choque con la política neoliberal y genera controversia', afirmó el también experto de la Red de Economía Global y Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en Brasil.

Tras señalar que el Banco del Sur necesita apoyo, aseguró que los bancos centrales de la región 'no quieren colocar sus recursos' en esta nueva institución financiera regional.

'Además, hay que decidir qué hacer con nuestras reservas. O se las entrega a organismos como el Fondo Monetario Internacional o se las usa para desarrollar la región', afirmó.

Enfatizó en que el Banco del Sur puede convertirse en un instrumento técnico pensando en el desarrollo sostenible' y, 'si funciona de manera técnica, será un instrumento de integración financiera regional'.

RDS