La inflación anual de México habría sido de 5.0% hasta la primera quincena de octubre en medio de alzas en precios de gasolinas y tarifas eléctricas además de presiones en alimentos procesados, mostró un sondeo de Reuters.

La mediana de los pronósticos de 12 especialistas arrojó una tasa de 5.0% para la inflación quincenal anual, por debajo de 5.17% de la segunda mitad de septiembre, y superior a 4.88% de la primera quincena de noveno mes.

La tasa anual de la inflación repuntó en la segunda quincena de septiembre debido a un efecto base de comparación ya que en la misma quincena de septiembre del 2017 se observaron bajas temporales en algunos servicios a raíz de la emergencia que implicó el sismo de hace más de un año.

En la quincena, los precios habrían crecido 0.47%, mientras que para el índice subyacente la mediana de las proyecciones arrojó una tasa de 0.16 por ciento.

Para la inflación subyacente a tasa anual, las estimaciones fueron de 3.74 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía publicará este miércoles el comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor durante la primera quincena de octubre.

De acuerdo con la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), durante la segunda quincena de septiembre y la primera de octubre, los cinco productos que registraron el mayor incremento en sus precios fueron el limón, tomate, jitomate, aceite y cebolla.

De acuerdo con datos de la Anpec, la inflación provocó que de septiembre del 2017 al mismo mes del 2018, el salario haya perdido 20 por ciento de su poder adquisitivo.

Asimismo, destacó que productos como los chiles enlatados, la leche y la papa han tenido de seis a siete aumentos en el año.

En este contexto es que la agrupación señala que según el Inegi, el salario ha perdido 5% de su poder adquisitivo de septiembre del 2017 a septiembre del 2018, pero datos de los pequeños comerciantes refieren que la cifra es mucho mayor y en algunos casos está por arriba de 20 por ciento.