El Banco de México (Banxico) subastó otros 400 millones de dólares provenientes de la reserva internacional, con lo que suma una liquidación acumulada de 20,205 millones de dólares desde que se activó el mecanismo de subasta, el 11 de diciembre del 2014.

De persistir el ritmo promedio mensual de venta de dólares vía subastas, de 1,400 millones de dólares, que se ha mantenido desde el 7 de agosto pasado, el Banco de México perderá 14% de las reservas que acumuló en todo el 2014, alerta Alfredo Coutiño, director de Moody’s Analytics.

El especialista estima que a fin de año, el banco central habrá acumulado una pérdida superior a 26,000 millones de dólares de la reserva. Un activo que al iniciar el año estaba en 193,088 millones.

Se van ahorros

El mecanismo de subastas fue retomado por la Comisión de Cambios desde diciembre del 2014, para proveer liquidez al mercado. Y a partir de agosto, ha sido reforzado para reducir la probabilidad de que presiones adicionales pudiesen perturbar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario .

El estado de cuenta del Banco de México más reciente, al 23 de octubre, muestra que la reserva de Banxico se encuentra en 176,978 millones de dólares, un nivel no visto desde el 17 de enero del 2014.

De acuerdo con el analista, el banco central mexicano es en América Latina el que ha sufrido la mayor caída de su activo en dólares. Brasil ha perdido en lo que va del año 2,000 millones de dólares, mientras Argentina 4,100 millones.

Desde Filadelfia, Alfredo Coutiño explica que 85% de la pérdida acumulada en el año, que asciende a 16,300 millones de dólares, se ha liquidado en los últimos tres meses.

La mayor sangría se debe a las intervenciones de la autoridad monetaria en el mercado cambiario para apaciguar las presiones sobre el peso , expresó.

Si la tasa de fondeo bancario se mantiene sin cambio hasta la última reunión de la Fed, el 16 de diciembre, advierte, el país habrá sufrido cuando menos una sangría de 24,000 millones de dólares .

El mecanismo de subasta tiene vigencia hasta el 30 de noviembre. Pero la Comisión de Cambios anticipó que conforme se acerque el 30 de noviembre, determinará la conveniencia de extender su vigencia .

El especialista considera que el hecho de que algunas inversiones ya hayan abandonado al peso para refugiarse en el dólar resulta de la pérdida de competitividad del mercado de bonos mexicano ante el creciente atractivo que ya ofrece el mercado estadounidense.

México es el único país entre los cinco bancos centrales más independientes que se resiste a usar la tasa de interés como mecanismo de defensa, amén de que México es el que más reservas ha perdido.