El golfista estadounidense Tiger Woods se retiró de su propio torneo, el AT&T, por prescripción médica, alegando que no estaba plenamente recuperado de una lesión de rodilla y tobillo.

Woods, quien no juega desde que abandonó el Players Championship el mes pasado, dijo en su cuenta de Twitter que acudiría al certamen de Newtown Square, en Pensilvania, que se disputará entre el 30 de junio y el 3 de julio, aunque no para jugar.

"Los médicos me dijeron que me retirara del attnational. Estaré en Philly para apoyar el torneo. Me siento mejor cada día, pero no al cien por cien", escribió Woods en Twitter.

El 14 veces campeón de torneos "major" agravó su lesión de rodilla y de tendón de Aquiles en el Masters de Augusta en abril y se perdió el Abierto de Estados Unidos la semana pasada.

El anuncio es un nuevo revés para el ex número uno del mundo, de 35 años, que tenía previsto volver a la acción en su propio torneo.

Woods, quien ha sido sometido a cuatro operaciones en la rodilla izquierda, no gana títulos desde el Masters de Australia en el 2009.

Además de padecer lesiones, el estadounidense intentó mejorar su swing y su vida privada luego de poner fin a su matrimonio.

RDS