El belga Wouter Weylandt superó al australiano Graeme Brown en el embalaje final para llevarse el lunes la victoria en la tercera etapa del Giro de Italia, la última que se disputó en Holanda antes de volver a su país de origen.

Weylandt, del equipo Quick Step, se fugó del pelotón principal en los últimos metros del tramo llano de 224 kilómetros (139.19 millas) entre Amsterdam y Middel­burg, empleando un tiempo de 5 horas y 6 segundos.

Cadel Evans, quien busca convertirse en el primer campeón australiano del Giro, cedió el liderato de la clasificación general al kazajo Alexandre Vinokourov.

Evans se mantuvo atento a los líderes durante buena parte de la carrera, pero decidió atacar con una fuga en solitario cuando se percató que su rival Vinokourov estaba en el grupo de punta, a 20 kilómetros de la meta.

Vinokourov (Astana), de vuelta a las competencias tras purgar una sanción de dos años por dopaje, cruzó la meta décimo y con ello le alcanzó para adueñarse de la casaca rosada de líder general.

La carrera de 21 etapas tendrá pausa hoy y se reanudará mañana con una contrarreloj de 33 kilómetros que se disputará entre Savigliano y Cuneo.