La FIFA nombró al exentrenador del Arsenal, Arsène Wenger, como nuevo director de Desarrollo Mundial del Futbol, por lo que el francés supervisará el crecimiento y desarrollo de la actividad en todo el mundo.

“Estoy ansioso por acometer este reto tan importante, no sólo porque siempre me ha interesado el análisis futbolístico desde una perspectiva muy amplia, sino también porque la misión de la FIFA es global”, dijo el entrenador de 70 años, según lo citó la entidad en su página web.

Wenger también se centrará en educar a los entrenadores y contribuirá al desarrollo de un programa que ayudará a los exfutbolistas a convertirse en entrenadores.

El francés dejó el Arsenal en mayo del año pasado tras 22 años en el cargo, un periodo en el que redefinió al club de la Liga Premier y se convirtió en el técnico más exitoso de su historia.

Llevó a los Gunners a tres títulos de la Liga Premier, a ganar siete Copas de la FA y llevó al Arsenal a la Liga de Campeones durante 20 años seguidos.

“Arsène ha consagrado toda su vida al futbol, demostrando siempre un gran sentido estratégico, capacidad y entrega. Su llegada a la FIFA es un ejemplo más de nuestro compromiso férreo de devolver la FIFA al futbol y el futbol, a la FIFA”, dijo por su parte el presidente del organismo, Gianni Infantino.

El francés sucede en el puesto de director de desarrollo al exinternacional holandés Marco van Basten, que dejó la FIFA en octubre del 2018.

Wenger es el segundo francés en unirse recientemente al equipo dirigente del organismo, tras la nominación en septiembre del exinternacional Youri Djorkaeff al frente de la Fundación FIFA.