Warriors de Golden State es la franquicia deportiva profesional que mejor se revaloró en la década que finaliza.

Comprados por Joe Lacob y Peter Guber en 350 millones de dólares en 2010, Forbes valoró a los Warriors en 315 millones en 2009, el número 18 en la liga. Habían estado en los playoffs sólo una vez en los 15 años anteriores y una asistencia inconsistente durante 44 años.

Hoy, los Warriors están valorados en 3.5 mil millones, el tercer equipo más valioso de la NBA detrás de los New York Knicks (4 mil millones) y Los Angeles Lakers (3.7 mil millones), una apreciación de 10 veces desde el 2010 que ha demostrado ser la mejor inversión de la década en un equipo en todas las ligas deportivas más importantes, incluidas la NFL, NBA, MLB, NHL y futbol internacional, en porcentaje.

El secreto fue ganar. Gracias a la estrella Steph Curry, a quien los Warriors seleccionaron en el 2009, el equipo no se ha perdido los playoffs desde el 2012, logrando cinco viajes consecutivos a las Finales de la NBA, ganando tres veces.

Ahora, están entre los mejores de la liga en asistencia. Tienen una nueva arena y sus 401 millones en ingresos la temporada pasada superaron a todos los equipos de la NBA, excepto Lakers. El par de inversores también supo apostar: los valores de los equipos de la NBA han subido un promedio de 413% desde el 2009 (el equipo deportivo profesional promedio se ha apreciado 250%) y la NBA cuenta con siete de los 10 equipos que más aumentaron su valor y 21 de los 25 más revalorados.

Tras los Warriors, el equipo de la NBA que más aumentó en valor son los Brooklyn Nets, vendidos dos veces en la última década, primero, al multimillonario ruso Mikhail Prokhorov, quien los compró en el 2010 y luego trasladó el equipo desde Nueva Jersey en el 2012; después, el multimillonario Joseph Tsai compró el equipo y su arena por 3.3 mil millones. El valor del equipo aumentó 773% en la última década, el tercero mejor de cualquier equipo en el mundo.

Si bien el valor de los equipos de baloncesto se apreció más que casi todos los demás equipos, hay dos casos notables. El valor del club de futbol francés Paris Saint-Germain aumentó 990% desde el 2009, el segundo salto más alto de cualquier equipo después de los Warriors, gracias, casi por completo, al gasto exorbitante de la inversión de Qatar, que compró el club por 100 millones en dos transacciones en el 2011 y el 2012.

El Manchester City tuvo un aumento de 767% desde el 2009, el cuarto más alto de cualquier equipo, gracias a la afluencia de dinero del petróleo árabe, esta vez desde Abu Dhabi.

[email protected]