Fiuggi, Italia.-El volcán Etna, que comenzó a expulsar cenizas en la madrugada del jueves, amenaza la 9 etapa del Giro de Italia, que debería llegar el domingo a la cima.

"No hay riesgos. Los equipos están limpiando la carretera. Estamos tranquilos", aseguró el director de la ronda italiana, Angelo Zomegnan.

El Etna, que tiene una cima de 3,295 metros, es el volcán más alto en actividad de Europa.

En la madrugada del jueves, se produjo una actividad intensa con la salida de lava en uno de los cráteres.

Además, otro problema sería el cierre del cielo del espacio aéreo de la zona de Catania, ya que si la situación empeora, los vuelos serán anulados.

BVC