Durban. La imagen era deprimente. Un par de españoles llorando en los pasillos del Estadio de Durban consolándose. Quizás el mundo se quedó pasmado cuando el reloj marcaba el minuto 95 y la máxima favorita del torneo, España perdía 1-0 ante Suiza. Llegó el virus del favorito que bajó al mundo terrenal al campeón de Europa.

Los helvéticos, fieles a su costumbre. Nunca cambian ganen o pierdan y ayer les resultó la jugada. Con el alemán Ottmar Hitzfield en el banquillo, la perfección también estuvo presente. La frase jamás den por vencidos a los alemanes se trasladó a una nación que se conoce más por sus transacciones económicas que por su futbol.

Pero esta Suiza le ha plantado cara al favorito. Quizás fueron los únicos que creyeron en sí mismos mucho más de lo que pensaba todo el mundo incluyendo sus connacionales. Por eso el drama de los aficionados españoles quienes ya planeaban su viaje a la ronda de los octavos de final como primeros de grupo. Habrá que esperar porque su futuro no depende de ellos.

El gol de Fernandes al minuto 52 fue el primer golpe, pero nada que la poderosa España no lograra remontar. La anotación llegó con un pase filtrado y tras una serie de rebotes llegó al suizo quien sólo empujó el balón.

En las gradas, parecía que la igualdad era cuestión de minutos.

En la cancha con David Villa, Fernando Torres, Iniesta, Xavi, Pedrito, no había duda. Pero los postes y las salvadas del portero Benaglio empezaban a preocupar de más después del minuto 70.

Ahí comenzó el drama de Durban. Los ceños se fruncieron, se empezaron a frotar las manos, a tomarse los cabellos hasta llegar el silencio. Y ya al 85 algunas lágrimas empezaban a asomarse entre los asistentes.

En el otro lado Ottmar no esbozaba ni siquiera nervios. Estos alemanes que ni el triunfo más inesperado les causa sorpresa. Los suizos, por su parte, festejaban y alentaban a su equipo con mucha timidez. Pudieron matar pero no lo hicieron, también los postes le dieron un guiño coqueto a Iker Casillas quien miró con desesperación cómo la pelota pasaba cerca de su arco.

Suiza jamás perdió el orden y España siempre hizo una jugada de más.

Como si entre más hermoso fuera el gol más puntos le otorgara.

Así el máximo favorito debe bajarse de su pedestal. Los privilegios se terminaron. España es uno más.

Tras el debut

Critica prensa española triunfo suizo

La derrota del combinado ibérico ante Suiza por 1-0 en el debut de la Copa del Mundo de Sudáfrica, levantó críticas divididas en los medios españoles.

En su portal de Internet, el diario Marca calificó el revés como un accidente al argumentar que el técnico alemán Ottmar Hitzfield, se encargó de anular a Xavi, una de las estrellas españolas, al poner vigilancia especial sobre él y pese al mal resultado, confía en que puede ganar los siguientes dos encuentros y clasificar en primer lugar de Grupo.

En tanto, el sitio de web elmundo.es consideró imprevista, inmerecida y desconcertante la victoria de una modestísima suiza que puso en aprietos a su Selección al arrebatarle los primeros tres puntos posibles en Sudáfrica, y aseguró que un Mundial no le permitirá dos como éste , en alusión a que no sería factible otra derrota en esta primera fase.

Mientras que el sitio sports.es, demeritó el juego de Suiza un equipo de menor calado y con disposición defensiva .

En contraparte, el portal elpaís.com, fue un poco menos visceral al respecto, pues adjudicó a la propia España la derrota la Selección interpretó mal para qué sirve el gobierno del balón, se regodeó con exceso, le pudo la retórica y sólo un atropellado tanto suizo la tiró de la hamaca , y apeló a dejar a un lado el pesimismo pues España, tiene crédito y talento .

Por su parte, el sitio as.com exhortó a no perder la confianza pese al resultado adverso (Es) un serio toque de atención que no debe hacernos dudar de este equipo, de su idea y de su estilo pues destacó que España siempre fue superior a Suiza La Selección dominó fue dueña absoluta del balón, disparó más de 20 veces a portería, pero le faltó el último pase .