Londres.-El flamante entrenador del Chelsea, André Villas-Boas, sabe que las comparaciones con José Mourinho son inevitables, pero el miércoles rápidamente se distanció de su ex jefe durante su primera rueda de prensa en el club de la Liga Premier inglesa de fútbol.

Ambos son portugueses, dirigieron al Porto, citan al fallecido técnico inglés Bobby Robson como su inspiración y han disfrutado de un enorme éxito muy pronto antes de llegar al banco de Stamford Bridge.

No obstante, Villas Boas puede huir de la sombra de Mourinho haciendo algo que "el especial" no logró en el Chelsea: ganar una Liga de Campeones.

El nuevo técnico también ofreció una valoración más humilde de sí mismo que Mourinho cuando llegó a Londres en el 2004.

Mientras Mourinho, que acababa de ganar la Liga de Campeones con el Porto, se autoproclamó el "Special One" (el especial) a su llegada, Villas-Boas adoptó una estrategia más integradora, diciendo que era el 'Group One' (el hombre de grupo) cuando se le preguntó que etiqueta le gustaría.

Además, agregó: "Esperaré a que me pongan un apodo cuando tenga éxito".

Villas Boas intentó mantener un tono conciliador en la conferencia.

"Este no es un espectáculo de una sola persona, se trata de crear empatía, motivaciones y ambiciones en todos. No solo los jugadores, sino el personal que me rodea y todo el mundo en la organización", señaló el lusitano, que sucede en el cargo al italiano Carlo Ancelotti.

"Quizá deberían llamarme el 'Group one' ya que quiero agrupar a las personas y tener éxito. Sólo soy un motor en este gran club", añadió.

Villas Boas, quien solo tiene 33 años y fue miembro del personal de Mourinho en el Chelsea hasta la marcha del ahora técnico del Real Madrid en el 2007, dijo que no había hablado con su compatriota sobre su nuevo cargo.

"Somos dos personas muy ocupadas en este mundo del fútbol", apuntó Villas Boas antes de agregar que esperaba que lo compararan con su ex mentor, en especial porque a Mourinho le fue tan bien en el Chelsea, ganando dos títulos de la Liga Premier.

Cuando se le preguntó si podría dar una rueda de prensa sin que se mencionara el nombre de Mourinho, respondió: "Estaría mal que no lo hicieran".

Mostrando una silla imaginaria, continuó: "Es como si estuviera aquí sentado a mi lado. Es parte de la historia de este club".

BVC