El medallista olímpico de Sydney 2000, el taekwondoín Víctor Estrada, criticó tanto a entrenadores como directivos de ese deporte, mas no a los competidores, por el desempeño mostrado en el Campeonato Mundial y consideró que es preocupante porque se tiene el selectivo a Londres 2012.

Estrada Garibay, quien pasó a la historia del deporte mexicano al ser el primer medallista olímpico en taekwondo cuando éste ingresó al programa de la cita veraniega, responsabilizó a las autoridades del taekwondo de la mala planeación en el trabajo de los competidores.

Dijo que la carga excesiva de combates y torneos, así como la utilización de los petos electrónicos han marcado la diferencia en el desempeño de los competidores, los datos son claros, se había obtenido una medalla y con franqueza no es buen resultado, es un mal resultado .

De igual manera, comentó que los petos electrónicos han marcado una diferencia, ya que al ver los combates de los otros competidores dieron más patadas a la cara y los mexicanos jamás pudieron conectar alguno, es cuestión de técnica y sales con lo que entrenas y cuando no trabajas las patadas, por más que lo intentes no saldrán .

Es preocupante porque tenemos de cara el Preolímpico que tendrá lugar en una semanas y deben realizar un análisis profundo. Sé que se tienen petos electrónicos en el Comité Olímpico, se debe analizar las cosas, porque la calidad de los muchachos está más que probada , abundó.

Pidió que las autoridades deportivas analicen la situación y no sólo la Federación sino todos los involucrados, porque en cinco semanas está el selectivo olímpico en donde México debe conseguir por lo menos dos lugares y el resto esperarse en la evaluación panamericana en México.

En el preolímpico panamericano se tiene la ventaja de estar en casa y los lugares que falten en Azerbaiyán, se pueden conseguir en México , añadió.

Pronosticó que la campeona olímpica en Beijing 2008, María del Rosario Espinoza, Damián Villa y Erick Osornio son los aspirantes a estar con la clasificación olímpica en Azerbaiyán, previsto del 30 de junio al 3 de julio.