Suzuka. El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ganó este domingo en Japón su segundo Gran Premio consecutivo, tras el de Singapur, y reduce la desventaja en la clasificación mundial a sólo cuatro puntos con respecto al líder, el español Fernando Alonso, que abandonó en Suzuka.

A sólo cinco grandes premios para el final de la temporada, el piloto de Ferrari suma 194 puntos, por 190 del alemán. En los últimos cinco grandes premios, Vettel ha totalizado 80 puntos, justo el doble que Alonso.

"Es un gran paso, pero aún hay camino por recorrer, es una temporada muy larga, con muchas carreras un poco locas", declaró el piloto de Red Bull tras acabar un fin de semana perfecto, en el que logró la pole position, la vuelta rápida en carrera (en la penúltima vuelta) y, lo más importante, la victoria en el Gran Premio.

Detrás del alemán, en el podio, acabaron el brasileño de Ferrari Felipe Massa y el japonés Kamui Kobayashi, tercero al volante de su Sauber.

Es la tercera ocasión en los 60 años de historia de la Fórmula 1 que un piloto japonés sube al podio en esta disciplina automovilística.

La victoria de Vettel, tercera del año y segunda consecutiva, se vio favorecida por el abandono de Alonso al empezar cuando se tocó con el Lotus del finlandés Kimi Raikkonen, lo que provocó el pinchazo de una rueda y un trompo en la primera curva, obligándole a retirarse.

El único consuelo para Ferrari es el segundo puesto de Massa, que subió de nuevo al podio, algo que no ocurría desde el Gran Premio de Corea del Sur de 2010, hace dos años.

Alonso, sin embargo, no se mostró muy optimista: "Las casualidades de la carrera hacen que Massa esté segundo en carrera porque ayer (sábado, en la calificación) volvimos a ver las carencias del coche", criticó.

El héroe de la jornada, ante un público enfervorizado, fue Kobayashi. El piloto local resistió los ataques en las últimas vueltas del británico Jenson Button (McLaren), que acabó la carrera a medio segundo del japonés.

Además de Alonso, la otra víctima gran víctima de la carrera fue el australiano Mark Webber, que salió desde la primera línea junto a su compañero de equipo Vettel, pero fue arrollado en la primera curva por el francés Romain Grosjean (Lotus), lo que provocó su abandono y la neutralización de la carrera hasta la vuelta tres.

Webber pudo acabar la carrera, en novena posición, pero tras bajarse del coche fue al box de Lotus para pedir explicaciones a Grosjean, que se vio inmerso de nuevo en un accidente.

En quinta y sexta posición, quedaron el británico Lewis Hamilton (McLaren) y el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), los otros dos pilotos con opciones de luchar por el título, aunque se encuentran muy lejos, a 42 y 37 puntos del líder, respectivamente.

El venezolano Pastor Maldonado volvió a entrar en los puntos, acabando octavo, mientras que su compañero en Williams, el brasileño Bruno Senna fue 14.

Mala jornada para el mexicano Sergio Pérez (Sauber), que tuvo que abandonar en la 19 vuelta tras realizar un trompo.

EISS