Checo Pérez y Max Verstappen van contra un resultado que se ha hecho tradición en el Gran Premio de Sochi. La escudería Red Bull no parte como favorita, pues desde 2014 que se disputa esta edición, Lewis Hamilton ha ganado cuatro veces, Valtteri Bottas dos y Nico Rosberg una. Y hay otra condición que dificultaría que Red Bull destrone a Mercedes: la sanción de tres puestos para Max Verstappen tras el incidente con Hamilton en el GP de Italia.

"Para mí, Monza y Sochi los he marcado mentalmente como circuitos de Mercedes, por lo que será un desafío. También tenemos la penalización de la parrilla para Max, pero en Sochi no es una desventaja debido a la fuerza del remolque hasta la curva uno. Estaba mirando los resultados en el GP de Rusia y en 2018 Max fue del último al primero antes de tener que hacer su parada en boxes. Fuimos segundos allí el año pasado, pero es un circuito en el que nunca hemos ganado. Estoy deseando que llegue y ver cómo nos va ", señala Christian Horner, director de Red Bull.

En Sochi, Checo logró un podio en 2015 con Force India, cuando finalizó tercero detrás de Hamilton y Sebastian Vettel, y el año pasado alcanzó el cuarto lugar. Pero además de estos finales destacados, siempre vio la bandera a cuadros entre los 10 primeros en sus siete participaciones en el GP de Rusia.

"Creo que es una pista que me gusta, que disfruto, pero también se adapta a mi forma de conducir, especialmente cuando llega el domingo en la carrera", dijo Checo Pérez en conferencia de prensa sobre el circuito de Sochi.

El piloto de Red Bull explicó por qué es que ha tenido actuaciones tan destacadas en este escenario, que se incorporó al calendario de la F1 en 2014.

"Es una pista en la que la degradación de los neumáticos es pequeña, pero es muy dura para los neumáticos traseros. Así que creo que es algo que me ha servido en el pasado y me ha dado la oportunidad de tener buenos resultados en este lugar", indicó.

GP de Miami se agenda el 8 de mayo de 2022

Miami agendó para el 8 de mayo su primera carrera alrededor del Hard Rock Stadium el próximo año.

"Hay un gran entusiasmo por este evento y estamos felices de poder anunciar la fecha para que la gente pueda comenzar a planificarlo", dijo el socio gerente del Miami Grand Prix, Tom Garfinkel.

Miami será el undécimo lugar en el que se corre F1 en Estados Unidos desde que comenzó el campeonato mundial en 1950. Florida apareció por última vez en el calendario en 1959, cuando Sebring acogió un final de temporada que ganó el neozelandés Bruce McLaren.

El Hard Rock Stadium pertenece al magnate inmobiliario y propietario del equipo de la NFL Miami Dolphins, Stephen Ross, quien está financiando la construcción de la pista y cubriendo los costos de la carrera.

El calendario de la Fórmula Uno para 2022 se publicará en octubre, pero algunas sedes han anunciado fechas provisionales. Sin embargo, Silverstone ya está vendiendo entradas para el Gran Premio de Gran Bretaña el 3 de julio del próximo año.

deportes@eleconomista.mx