Cristiano Ronaldo llega a Sudáfrica con el reto de "ser el mejor" y alcanzar la gloria con la selección portuguesa, pero antes tendrá que terminar con la 'sequía' goleadora que arrastra con el equipo, donde no ha conseguido destacar como con la camiseta del Real Madrid.

"Quiero brillar en este Mundial y creo que lo voy a conseguir. Quiero hacer un buen Mundial y, quién sabe, quizá puedo ser el mejor", señaló el astro luso, que arranca su participación en el torneo el martes ante Costa de Marfil.

Con el club 'merengue', Cristiano Ronaldo, de 25 años, ha dado sobradas muestras de su instinto matador, terminando como tercer máximo realizador de la Liga española, con 26 dianas en 29 partidos y brillando con luz propia en su primera temporada tras abandonar el Manchester United.

En la Selección de su país, por contra, la dinamita se convierte en pólvora mojada, al menos en el último año y medio.

"Los goles son como el ketchup, que cuando sale, lo hace todo junto de golpe. No estoy preocupado, trabajo igual que siempre. Dios sabe quién trabaja y quién merece. Estoy perfectamente tranquilo", aseguró el capitán portugués.