Vélez Sarsfield se consagró campeón del Clausura 2011 del futbol argentino al ganarle a Huracán 2-0 y alcanzar una ventaja inalcanzable de cuatro puntos, ya que Lanús, su escolta, perdió 1-0 con Argentinos Juniors, en partidos de la decimoctava y penúltima fecha.

A primera hora, Vélez se impuso con goles del uruguayo Santiago Silva (51 minutos) y de David Ramírez (92) de tiro penal. El partido se jugó sin público y ambos equipos terminaron con diez hombres por las expulsiones de Sebastián Domínguez, en Vélez, y Facundo Quiroga, en Huracán, por agresión mutua en el segundo tiempo.

Con esta victoria, Vélez llegó a los 36 puntos, y a falta de una fecha ya no podrá ser alcanzado por Lanús, que se quedó con 32 unidades al perder 1-0 como local con Argentinos Juniors.