Una decena de millones de dólares es lo que se destinará para la construcción del nuevo estadio que albergue el Abierto Mexicano de Tenis. Entrevistado por El Economista, Alejandro Burillo Azcárraga, presidente de Grupo Pegaso -empresa organizadora del torneo-, informó que la construcción del inmueble tiene como objetivo final quedar concluida en el 2013.

Será una inversión de 10 millones de dólares, incluyendo estadio y terreno. Nosotros compramos el terreno que nos costó 15 millones de dólares; estamos listos al igual que los patrocinadores que han dado una buena respuesta , aseveró para este diario, posterior a la presentación de los tenistas que acudirán al certamen 2012.

Burillo refirió que para la consecución del proyecto –que presenta un atraso de dos años– también están a la espera de los objetivos del hotel Fairmont Acapulco Princess. Además hay algo planeado con Lorena Ochoa en el golf. Se quiere hacer un acercamiento con las dos disciplinas , agregó.

El propietario del club Atlante mencionó que la crisis económica detuvo de forma parcial algunos fines tanto de su compañía como del hotel, sin embargo, destacó que ello no ha sido impedimento para que el Abierto Mexicano de Tenis se lleve a cabo. Está consolidado económicamente en el Puerto de Acapulco, es una ventana para México. Ojalá podamos seguir otros 20 años , expresó, quien enfatizó que la audiencia en televisión se elevó el año pasado en que se coronaron en varones David Ferrer y en mujeres Gisela Dulko.

Hay que cambiar superficie

Burillo afirmó que para que el Abierto sea uno de los 10 mejores en el orbe es necesario dejar la arcilla y modificar a cancha dura. Es vital para ello. Para subir el nivel necesitamos cambiar superficie y si quitamos lo romántico y nos movemos de superficie, a lo mejor perdemos calidez , dijo.

Desde 1993, el Mextenis ha repartido más de 10 millones de dólares en premios, según lo informa el sitio web de Grupo Pegaso.