Montevideo. La Selección de Uruguay se impuso en penales 4-3 a su similar de Holanda, en partido amistoso disputado en el estadio Centenario y que otorgó a los charrúas la Copa Confraternidad.

En un choque que reeditó las semifinales del pasado Mundial Sudáfrica 2010, el combinado sudamericano logró sacarse la espina de aquella derrota (2-3) y desde los 11 pasos fue mejor que su rival.

Y es que al término de los 90 minutos, ambos conjuntos quedaron empatados 1-1, luego que Luis Suárez adelantara a los suyos a los 82 minutos y Dirk Kuyt firmara tablas a los 90, motivo por el cual tuvieron que irse a penales.

El cotejo fue parejo, con llegadas de los dos conjuntos, aunque por momentos fue la Oranje la que retuvo por más tiempo el balón, lo que propició que, en los primeros 20 minutos, no brillara tanto la potente ofensiva local integrada por Edinson Cavani, Luis Suárez y Diego Forlán.

En la tanda de penales anotaron Cavani, Abel Hernández, Maximiliano Victorino y Alvaro Pereira para el cuadro de casa, falló Nicolás Lodeiro, en tanto Stijn Schaars, Luuk de Jong y John Hetinga marcaron para la Naranja Mecánica, Robin van Persie y Eljero Elia fallaron.

La Celeste gana así el partido que le sirvió como preparación de cara a la Copa América, misma que se desarrollará en Argentina del 1 al 24 de julio.

Por otro lado, la Selección de Paraguay no pudo romper el cero ante Bolivia, mientras Ecuador igualó 1-1 con Grecia. China, por su parte, hizo valer su condición de local y derrotó 2-0 a Corea del Norte.