Johannesburgo.- La selección uruguaya de futbol buscará impactar con su poderosa dupla ofensiva el viernes durante el debut en el Mundial ante Francia, que piensa más en evitar una catastrófica eliminación en primera ronda que en llegar a la final como en el 2006 .

El entrenador uruguayo, Oscar Tabárez, parece tener todo claro para el primer partido y el miércoles confirmó a la alineación titular, cuya ofensiva estará liderada por los temibles y efectivos Diego Forlán y Luis Suárez.

Forlán, ariete y máximo anotador del Atlético de Madrid español, ha ganado dos veces la Bota de Oro en Europa, mientras que Suárez ha demostrado su instinto goleador en el Ajax de Holanda, donde es ídolo y figura.

Uruguay y Francia, dos selecciones que ya saben lo que es saborear la gloria de conquistar una Copa del Mundo pero que sufrieron hasta el último minuto para clasificar a este Mundial, se medirán en Ciudad del Cabo el viernes desde las 20.00 hora local (1800 GMT) por el Grupo A, que horas antes inaugurarán la anfitriona Sudáfrica y México.

Los uruguayos llegaron a Ciudad del Cabo el jueves varias horas después de lo planeado debido a que el avión que tenía que trasladarlos desde Kimberley sufrió una avería.

"Increíble, a un día de empezar el mundial, y el charter se retrasó 1 hr, por el momento..... Culpables....???? Arriba Uruguay !!!", dijo Forlán en su página de la red social Twitter, y dos horas después comentó que seguían esperando en la terminal aérea.

"A Francia, les estará pasando lo mismo que a nosotros???", ironizó el futbolista.

Tabárez mantendrá casi el mismo equipo que ha estado jugado últimamente. Los únicos cambios son la inclusión del defensa Mauricio Victorino, de la Universidad de Chile, y del mediocampista Egidio Arévalo Ríos, del uruguayo Peñarol.

La "celeste" utilizaría un esquema de 3-4-1-2, que daría solidez y proyección ofensiva al mediocampo.

Uruguay, que disputó su último Mundial hace ocho años, tiene un plantel joven, por lo que Tabárez sabe que lo principal para sus jugadores es el manejo de la presión antes del debut.

"Al plantel hay que ayudarlo mucho, o por lo menos darle reflexiones sobre lo que siente cualquier persona responsable cuando se aproxima una instancia importante en su vida", dijo el técnico días atrás en rueda de prensa.

El entrenador se mostró confiado en la versatilidad de sus futbolistas, que pueden cambiar sobre el terreno a un 4-4-3 o un 5-3-2, ante la incógnita del esquema táctico que pueda plantear Francia.

"Nos hemos preparado para diferentes posibilidades, creo que las tenemos cubiertas", señaló esta semana.

Uruguay no le marca un gol a Francia desde la victoria 2-1 en 1966. Los últimos dos partidos entre ambos terminaron 0-0.

FRANCIA, POR EL CAMBIO

Por su parte, Francia buscará evitar la vergüenza sufrida en el Mundial de Corea en 2002, cuando fue eliminada en primera ronda pese a llegar de favorita tras haberse coronado campeona en el torneo previo como anfitriona.

Curiosamente, en la cita asiática Francia y Uruguay coincidieron en la fase de grupos y ninguno logró clasificar para la siguiente ronda.

De poco le vale a los galos presentarse a la Copa con los galones de subcampeona en Alemania 2006 al perder la final contra Italia, luego del terrible papel que hicieron en la Eurocopa 2008 al ser eliminados tras dos derrotas seguidas.

Las dudas sobre el equipo del entrenador Raymond Domenech aumentaron por la irregular campaña de clasificación para el Mundial, que logró en el último suspiro y con polémica. Las cosas llegaron a su peor punto con la derrota días atrás 1-0 ante China en su último partido antes del torneo.

"Realmente no podemos decir que hayamos mejorado durante los partidos previos al Mundial", dijo el mediocampista Alou Diarra. "Necesitamos tiempo para adaptarnos y la verdad es que no tenemos demasiado", comentó.

Domenech sorprendió en el último tiempo al cambiar el esquema conservador de su equipo por un 4-3-3 que podría hacer que el público recupere su confianza en "les bleus", luego de que la generación ganadora de 1998, encabezada por el ya mítico Zinedine Zidane, no lograra justo reemplazo.

De esa hornada de grandes futbolistas sólo queda el delantero del Barcelona Thierry Henry, que estaría en el banco de suplentes ante Uruguay. Su lugar sería ocupado por Nicolas Anelka, que tras saltar de equipo en equipo por años viene de cuajar una gran temporada en la delantera del Chelsea inglés.

La gran esperanza francesa reposa en el veloz extremo derecho Franck Ribéry, del Bayern Munich, que unirá esfuerzos con Anelka para doblegar a la zaga "charrúa".

El partido será dirigido por el árbitro japonés Yuichi Nishimura.

A continuación, las probables formaciones de los equipos:

Uruguay:

  • 1-Fernando Muslera; 2-Diego Lugano, 3-Diego Godín, 6-Mauricio Victorino; 15-Diego Pérez, 17-Egidio Arévalo Ríos, 11-Alvaro Pereira, 16-Maximiliano Pereira; 18-Ignacio González; 10-Diego Forlán y 9-Luis Suárez.

DT: Oscar Tabárez

Francia:

  • 1-Hugo Lloris; 2-Bacary Sagna, 3-Eric Abidal, 5-William Gallas, 13-Patrice Evra; 8-Yoann Gourcuff, 14-Jeremy Toulalan, 15-Florent Malouda; 10-Sidney Govou, 21-Nicolas Anelka y 7-Franck Ribéry.

DT: Raymond Domenech

BVC