En una votación de la FIFA donde el dinero sería la clave, Marruecos trató de generar dudas sobre la candidatura conjunta de los países norteamericanos, que prometen arrojar miles de millones de dólares en ganancias si se permite que esa región organice la Copa del mundo del 2026.

Marruecos cuestionó los pronósticos de Estados Unidos, México y Canadá durante una serie de reuniones entre los impulsores de las campañas rivales con los votantes de cinco de los seis grupos continentales que conforman la FIFA.

“Hay mucha incertidumbre”, aseveró el presidente de la Federación Marroquí de Futbol, Fouzi Lekjaa, acerca de los detalles de las promesas norteamericanas para generar 14,300 millones de dólares a la FIFA.

“Eso no se corresponde con datos históricos ni con una extrapolación futura. Es un ejercicio que va más allá de eso”, destacó Lekjaa.

El presidente de FIFA, Gianni Infantino, y la secretaria general, Fatma Samoura, asistieron también a las reuniones.

Más de 50 federaciones africanas de futbol escucharon los planes de los dos contendientes en un hotel de Moscú.

Unas cuantas federaciones —incluyendo las de Liberia, Namibia y Zimbabue— se comprometieron a respaldar la candidatura conjunta de Estados Unidos, México y Canadá en lugar de a su colega de la Confederación Africana de Futbol (CAF).

Continuarán las reuniones

Los votantes de Concacaf, Conmebol, Asia y Oceanía sostuvieron también sus reuniones regionales el lunes antes de la elección del miércoles. Conmebol prometió un voto unánime a favor de la candidatura norteamericana.

La UEFA recibirá a los candidatos este martes en Moscú y definirán muchos países su voto.

Hay una diferencia de 1,300 millones de dólares en la venta prevista de entradas entre las dos candidatas. Ello ayudó a que el informe indicara que la candidatura norteamericana generaría ingresos “significativamente superiores”, de 14,400 millones de dólares, contra 7,200 millones que dejaría Marruecos.

Sin embargo, Infantino ha advertido que el factor económico no será el único que se tomará en cuenta.

Marruecos no tiene buenas perspectivas

El equipo de evaluación advirtió también de un riesgo significativo general en el plan de Marruecos para construir o remozar todos sus estadios, prácticamente la totalidad de las instalaciones de entrenamiento y muchos hoteles.

En su contraofensiva, Marruecos ha señalado que aportaría 5,000 millones de dólares en ganancias netas, un récord para la FIFA.

“No exageramos cuando proponemos eso”, explicó la ministra marroquí de turismo, Lamia Boutaleb, en un apasionado discurso ante 53 votantes africanos dentro de un centro de conferencias en la capital rusa.

El equipo marroquí tomó el estrado en una reunión de la CAF, minutos antes de que la delegación norteamericana presentara el plan ante el que sería su público más hostil.

“Hemos mostrado lo mejor que tenemos que ofrecer a todos los miembros de la FIFA”, manifestó Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

Aunque el equipo norteamericano recibió apenas un aplauso cortés y no más preguntas, sigue confiando en reunir apoyo de los países africanos.