Manchester City está en evolución. Con el respaldo económico de los petrodólares del jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan, desde el 2008, llegaron los grandes fichajes, sueldos y figuras mediáticas, pero hace poco más de un año Ferrán Soriano, el arquitecto económico de Barcelona, comenzó la construcción de un proyecto que va más allá del dinero: la creación de la cantera celeste.

La formación del talento no es una ideología arraigada entre los clubes ingleses; en Manchester City, en los últimos siete años, sólo han debutado ocho futbolistas con el primer equipo. La plantilla actual tiene a dos jugadores que han jugado en categorías juveniles de Citizens.

Por eso, la llegada de Soriano como Directo ejecutivo y Txiki Begiristaín como Director Deportivo, ambos con pasado blaugrana, supone un cambio de gestión en los talentos juveniles.

En Barcelona, desde el 2007 a la fecha, 22 futbolistas de La Masia han debutado con el primer equipo y 71% del plantel actual está conformado por jugadores canteranos. Ferrán fue Vicepresidente económico del club español entre el 2003 y el 2008; Begiristaín ocupó en el mismo periodo la Dirección deportiva de Barsa.

Esa dupla logró la globalización de la marca Barcelona, generar el doble de ganancias anuales hasta superar los 300 millones de euros y la implementación del proyecto técnico liderado, primero, por Frank Rijkaard y, después, por Josep Guardiola.

En Manchester, los dueños árabes han destinado 759 millones de euros a transferencias, pero optan menos por figuras mediáticas y prefieren fichar posiciones claves.

Por ejemplo: Robinho fue el primer fichaje de la nueva administración, costó 43 millones de euros y procedía de Real Madrid, desde entonces, sólo por Sergio Agüero (45 millones) desembolsaron más dinero y para esta temporada el mediocampista brasileño Fernandinho alcanzó 40 millones y había mostrado su valía con Shakhtar Donetsk.

En los primeros tres años bajo el auspicio de lo petrodólares, City fue el que más gastó en fichajes en la Premier League, con un promedio por temporada de 162 millones de euros, actualmente ocupa el tercer lugar en gastos, con una media de 90 millones por año.

La construcción de la ciudad deportiva del equipo, cuyas instalaciones formarán un complejo deportivo alrededor del Etihad Stadium, costarán 120 millones de euros, apenas 15.8% del gasto en fichajes.

El conjunto comienza una nueva etapa: la construcción de su talento, ya que en 16 campos de futbol practicarán 400 futbolistas jóvenes, que serán guiados por una misma idea futbolística.