El Australia Open previene contagios de covid-19 con la suspensión de partidos, aislamiento y pruebas PCR tras haber localizado un caso positivo. Los resultados de las pruebas guiarán el curso del certamen.

Este jueves no habrá jornada en el Melbourne Park de la ATP Cup ni de los torneos previos al Australian Open como medida impuesta por la organización para proteger la salud de los jugadores y el personal de la gira.

Al mismo tiempo se aisló en el hotel a 600 tenistas y trabajadores hasta tener una prueba negativa a Covid-19, ya que son considerados contactos directos. El primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews, espera que este hecho no tenga un impacto en el programa del primer Grand Slam del año, que empieza el próximo lunes.

Hay seis torneos en curso durante la semana previa en Melbourne Park y 62 partidos estaban programados para jugarse el jueves. Con el Abierto de Australia que comenzará el lunes, los torneos ya estaban programados de manera ajustada con poco espacio para la flexibilidad.

Tennis Australia ahora tendrá que evaluar cómo completar de manera segura esos eventos y permitir que los jugadores descansen lo suficiente antes de que comience el Grand Slam.

El medio Punto de Break indicó que en el momento en que haya un solo caso de positivo la cuarentena de 14 días sería inevitable, por lo que permanece la incógnita acerca de si se seguiría adelante con el torneo.

Cabe recordar que para que el evento fuera posible y por las estrictas restricciones sanitarias de la sede, el grupo de jugadores y de los acreditados en torno al evento viajaron a Australia a bordo de 15 de aviones especialmente fletados por los organizadores a mediados de enero y se sometieron a una cuarentena estricta a su llegada; algunos de ellos tuvieron solo cinco horas de salida diarias para practicar, realizar entrenamiento físico y comer.

Para mantener la seguridad del público al evento, se reducirá la capacidad de las arenas en tres zonas separadas que no podrán cruzarse, se digitalizaron los tickets para reducir el contacto, se implementó una limpieza profunda de la arena, estaciones de desinfección y transacciones sin efectivo.

Sin juez en la silla

En un Grand Slam, por primera vez, no habrá jueces de línea en ninguna cancha del torneo en un esfuerzo por reducir la cantidad de personal en el lugar durante la pandemia de Covid. Solo los jugadores, los árbitros de silla y los jugadores de pelota estarán presentes. Tennis Australia anunció la introducción de llamadas electrónicas en vivo, diciendo que las voces activadas por movimiento y pregrabadas se utilizarán para los términos "fuera", "falta de pie" y "falta" en los partidos. Las llamadas de línea electrónica en vivo se entregan a través de cámaras de seguimiento remoto alrededor de la cancha, enviando automáticamente las llamadas de línea de audio en tiempo real.

"El Abierto de Australia será el primer torneo de Grand Slam en introducir llamadas electrónicas en vivo en todas las canchas, incluidos los estadios principales", dijo el director del torneo del Abierto de Australia, Craig Tiley. El nuevo sistema debería significar menos desafíos de llamadas de línea por parte de los jugadores y menos tiempo dedicado a revisar las repeticiones en las pantallas grandes del estadio.

"Si un jugador solicita que le gustaría ver un tiro de final de punto que no se ha animado automáticamente, entonces el juego puede detenerse si el juez de silla opina que la solicitud es razonable y el juez de silla debe anunciar la repetición. La reproducción no debe continuar hasta que la toma se muestre en la pantalla grande".

El año pasado, en el Abierto de Estados Unidos, Novak Djokovic fue descalificado durante su partido de cuarta ronda por golpear accidentalmente con una pelota libre a un juez de línea. Durante ese torneo, las llamadas de línea electrónica se utilizaron en las canchas exteriores, pero los jueces de línea todavía se usaban en las principales canchas de espectáculos. Más tarde, Djokovic pidió que el tenis hiciera un movimiento permanente hacia las llamadas de línea electrónica, aunque dijo que no estaba relacionado con su expulsión de Nueva York.

Esta semana en Melbourne Park se está utilizando el mismo sistema para seis torneos en puerta. La próxima semana en el Abierto de Australia, las voces pregrabadas serán las de los trabajadores de primera línea de Australia en la respuesta a la pandemia del país, bomberos, salvavidas de surf y otro personal de servicios de emergencia.

deportes@eleconomista.mx